Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los madrileños podrán llevar perros en el Metro en horas valle, verano y los fines de semana

Los madrileños podrán llevar perros en el Metro en horas valle y sin limitaciones durante los fines de semana, festivos y los meses de verano, ha informado este martes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha explicado que los madrileños podrán llevar en el suburbano a los perros que estén identificados correctamente mediante el uso de microchip e inscritos en el registro censal municipal.
El acceso con un perro a la red de Metro no supondrá coste adicional alguno para el viajero. Eso sí, podrán entrar sin limitación los fines de semana y festivos y los meses de julio y agosto, pero el resto del año no podrán hacerlo en horas punta. Es decir, entre 7.30 y 9.30 horas; 14 y 16 horas y 18 y 20 horas.
Podrá acceder un solo perro por viajero; todos los perros deberán llevar bozal y estar sujetos con una correa de una longitud que no supere los 50 centímetros y deberán ocupar para su desplazamiento exclusivamente el último coche de cada tren. Estos requisitos tendrán que ser cumplidos desde el mismo acceso a la estación de Metro y hasta la salida a la calle del animal.
Los animales podrán utilizar los ascensores y las escaleras, pero no estará permitido, por seguridad, que usen las escaleras mecánicas. Además, la persona responsable del perro será su portador y la persona propietaria del perro será su responsable subsidiaria; se evitará obstruir el paso del resto de pasajeros en puertas y ascensores y se podrá limitar el acceso a los mismos ante situaciones tales como aglomeraciones de viajeros, tanto por la seguridad de los viajeros como de los propios animales.
Con esta medida, que se prevé que entre en vigor antes de verano, Cifuentes busca equiparar a Metro de Madrid con otros suburbanos europeos donde ya se permite el acceso de las mascotas, como el de Bruselas, Londres, Lisboa o Berlín.
La presidenta ha señalado que, además, "se suma a la Ley de sacrificio cero, que actualmente se tramita en el Parlamento regional, y supone un paso más en las políticas del Gobierno de Madrid de integración de este tipo de animales de compañía".
En ambos casos, la Comunidad ha mantenido una "estrecha colaboración" con la asociación protectora de animales El Refugio, para establecer una regulación que facilite la convivencia de todos los usuarios de Metro.
SITUACIÓN ACTUAL
Hasta la fecha pueden acceder a Metro animales pequeños domésticos que vayan en receptáculos idóneos para el transporte de mascotas y que no resulten peligrosos ni molestos para el resto de viajeros por su forma, volumen, ruido u olor.
Igualmente, se permite la entrada de perros de asistencia personal, como perros guías acompañantes de personas invidentes o con deficiencia visual, perros guías en proceso de adiestramiento acompañados de sus entrenadores, y perros adiestrados para asistencia personal especial.
En todos estos casos, el perro debe de llevar un chaleco o distintivo a la vista de su condición de asistente especial. La propuesta de acceso obligará a una modificación del Reglamento de Viajeros del Ferrocarril Metropolitano de Madrid. Esta deberá ser aprobada mediante Decreto en Consejo de Gobierno y podría estar lista en los próximos tres o cuatro meses.
REGLAMENTO DE LA EMT: PEQUEÑAS MASCOTAS Y PERROS GUÍAS
En el caso de la EMT, la empresa municipal permite viajar a los usuarios con pequeñas mascotas domésticas en su correspondiente transportín o a perros guías de personas invidentes debidamente identificados con su placa, sin restricción de horario.