Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A prisión por maltratar y retener a su pareja y su bebé de 20 meses en Pinos Puente (Granada)

Un hombre de 32 años ha ingresado en prisión acusado de maltratar y retener durante horas a su pareja sentimental y su bebé de 20 meses en una vivienda de Pinos Puente (Granada), de donde tuvieron que ser rescatados por agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de la localidad.
Fuentes del Instituto Armado han informado a Europa Press de que los hechos ocurrieron sobre las 19,45 horas del pasado viernes, cuando la Guardia Civil recibió varias llamadas ciudadanas alertando de una gran discusión en una vivienda de Pinos Puente, donde una pareja llevaba varias horas gritando.
De hecho, los vecinos pudieron oír cómo la mujer decía al presunto maltratador que "por lo menos, al niño no le hagas nada", momento en el que muchos de ellos decidieron llamar a las fuerzas del orden.
Una vez allí, los agentes comprobaron la situación de "tensión" que se estaba viviendo en la casa y oyeron que el hombre lanzaba amenazas asegurando que "si eres capaz de abrir la puerta, te mato", por lo que comenzaron a golpear la entrada de la vivienda y a requerir al detenido que les dejara pasar.
Dado que se trataba de un episodio de violencia y que los agentes temían por la integridad física de la mujer y su bebé, decidieron entrar en la vivienda por la ventana de la cocina de la casa, a la que accedieron a través de otro piso colindante.
Al ver a los agentes, "la única preocupación de la mujer fue el niño y solicitó en repetidas ocasiones que le cogieran" y así lo hicieron. Según indica el diario 'Ideal', que adelanta la noticia en su edición del jueves, la víctima estaba "profundamente afectada física y psicológicamente".
Posteriormente, los agentes procedieron a la detención del presunto agresor, que opuso una gran resistencia y forcejó con los agentes, llegándoles a ocasionar varias erosiones y hematomas en las piernas por las que tuvieron que recibir asistencia.
Finalmente, el hombre salió de la casa detenido por un delito de violencia de género, otro de detención ilegal y otro de atentando a agente de la autoridad, hechos por los que ya ha ingreso en prisión.