Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La manifestación contra el plan Bolonia en Barcelona termina con 60 heridos

El centro de Barcelona se ha convertido en una batalla campal. Vídeo: Atlastelecinco.es
Durante la manifestación en contra del plan Bolonia y del desalojo de los estudiantes de la universidad en Barcelona, la policía ha intentado impedir a los manifestantes el acceso a las Ramblas, al Portal del Ángel y a la Plaza Sant Jaume lo que ha desatado una batalla campal. Con golpes indiscriminado hirieron a estudiantes, transeúntes, periodistas e incluso algún niño.
Así, botellas, mesas, sombrillas y demás enseres han volado de las mesas de las terrazas ubicadas en las calles por las que ha transcurrido la manifestación, especialmente en la Vía Laietana y en el Born, cuando la policía ha cerrado el paso a los estudiantes en su intento de dirigirse hacia la Plaza de Sant Jaume.
Un fortísimo despliegue de Mossos y Guardia Urbana había ido cortando el paso a los manifestantes, que habían salido de la Plaza Universidad en un número de unos 5.000 estudiantes, según el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), aunque testigos oculares cifraban los asistentes en "más de 2.000", mientras que la Guardia Urbana no ha dado cifras al respecto.
Los estudiantes se encierran nuevamente
Durante la madrugada, además, una treintena de estudiantes se han encerrado nuevamente en la biblioteca de la Universidad Pompeu Fabra, según ha informado la asamblea por los derechos de los estudiantes.
En un comunicado han señalado que el encierro se ha llevado a cabo "para estudiar para los exámenes y por un nuevo plan de estudios, que nos exige más horas de trabajo personal ilimitado" y poder conciliar el modelo pedagógico que impone el plan Bolonia. También han asegurado que todos los jóvenes que están llevando a cabo esta acción están matriculados en la UPC y que este acto "es una actuación legítima dentro del marco de las libertades colectivas que se deberían dar a una sociedad democrática y de derecho".
Los seis estudiantes detenidos tras el desalojo del rectorado de la Universidad de Barcelona (UB) han sido puestos en libertad y han sido imputados por atentado a la autoridad y tendrán que presentarse ante el juez cuando éste los cite a declarar. BQM