Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los manifestantes heridos en la manifestación del 22M en Madrid perderá finalmente la vista de un ojo

El joven de 19 años herido en las cargas policiales producidas durante la manifestación del 22M en Madrid por un impacto de pelota de goma, Iñaki Galán, perderá finalmente la vista de un ojo, según ha informado a Europa Press su padre, Ózkar Galán.
"Tiene la mácula dañada del ojo derecho y no se puede operar. Actualmente tiene un 5 por ciento de vista y nos han dicho que podría llegar hasta un 10 o un 15 por ciento como mucho", ha añadido.
Además, Iñaki tendrá que operarse del pómulo, ya que lo tiene fracturado por tres sitios y uno de ellos corresponde a la parte que sujeta al globo ocular, con lo que hay riesgo de que éste se mueva. Iñaki pasó la noche del 22 al 23 en el hospital Fundación Jiménez Díaz y le dieron el alta esa mañana "porque lo único que podía hacer era tomarse la medicación", ha explicado el padre.
Según cuenta Galán, los hechos se produjeron sobre las 9.45 horas. "Iñaki estaba en un bloque retirándose hacia Cibeles, giró la cabeza y se encontró con el impacto de la bola lanzada por la Policía", ha indicado. "Mide 1,80 metros, así que el impacto fue directo, sin ningún rebote. El tiro se produjo a entre 50 y 75 metros de distancia. Llega a ser más cerca y pierde también el globo ocular", ha comentado.
La familia de Iñaki está actualmente buscando imágenes del incidente a través de las redes sociales y su padre ha explicado que está "barajando tomar acciones legales". "Nos han advertido que es muy complejo, claro e inútil", ha concluido.