Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los marineros del pesquero español hundido llegaron al puerto de San Juan de Terranova

Veintiuno de los 22 tripulantes del pesquero español Monte Galineiro, que se hundió ayer frente a las costas canadienses, llegaron hoy al puerto de San Juan de Terranova en la patrullera guardacostas canadiense "Leonard J. Cowley".
La patrullera del Servicio de Guarda Costas de Canadá rescató a toda la tripulación del arrastrero español, aunque uno de los marineros, que presentaba síntomas de hipotermia, tuvo que ser evacuado en helicóptero como medida de precaución a un hospital de San Juan de Terranova.
La televisión pública canadiense CBC informó de que poco después de la llegada del "Leonard J. Cowley" a San Juan de Terranova, el cónsul general de España en Montreal, Carlos Díaz Valcarcel, subió a la embarcación para reunirse con la tripulación del Monte Galineiro.
Los marineros españoles, entre los que figura una mujer, permanecerán en la patrullera durante unos 90 minutos para ser entrevistados por funcionarios canadienses y posteriormente serán trasladados a un hotel de San Juan de Terranova.
El navío de la Guardia Costera canadiense que salvó a los 22 marineros del Monte Galineiro frente a las aguas de Terranova estaba siguiendo al barco español para vigilar sus actividades poco antes de su hundimiento.
El capitán del "Leonard J. Cowley", Derek LeRiche, explicó hoy a Efe que su barco se encontraba de patrulla rutinaria en aguas de la Organización Pesquera del Atlántico Norte (NAFO) de camino a donde estaba al Monte Galineiro cuando recibió la llamada de socorro.
LeRiche explicó que el Monte Galineiro era un pesquero nuevo en la zona y que tenía la intención de observar sus actividades de forma visual antes de abordarlo para cuestiones de trámite.
"Las condiciones meteorológicas estaban al límite para abordar el barco. No teníamos previsto abordarlo ayer, sino que íbamos a esperar al día siguiente. Pero era sólo un abordaje rutinario, para comprobar su licencia", explicó el capitán LeRiche.
El capitán canadiense también confirmó que sólo uno de los 22 tripulantes del Monte Galineiro, que sufrió hipotermia, fue aerotransportado a San Juan de Terranova.
Las autoridades canadienses habían informado el domingo que eran dos los marineros evacuados al hospital "Health Sciences Complex" de la capital de la provincia de Terranova y Labrador.
El cónsul general español en Montreal, Carlos Díaz Valcárcel, se desplazó en la noche del domingo a San Juan de Terranova para recibir en la mañana de hoy a la tripulación del Monte Galineiro.
LeRiche también describió las circunstancias del Monte Galineiro en los últimos momentos antes de su hundimiento.
"Cuando lo vimos originalmente parecía que estaba bien, bastante estable, como si estuviese pescando. Pero poco después se escoró de forma abrupta hacia la izquierda", dijo LeRiche.
"Debía estar tomando mucha agua por la popa, porque se empezó a hundir por ahí. Y empezamos a ver a la gente en las lanchas de salvamento y saltando por el costado. Fue bastante dramático", añadió el capitán de la Guardia Costera canadiense.
El naufragio ocurrió a unos 400 kilómetros al este de San Juan, la capital de la provincia de Terranova.