Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las mariscadoras intentan salvar la ría de O Burgo

Desde hace más de un año las mariscadoras luchan para salvar la ría de O Burgo cerrada por contaminación industrial y fecal de grado C. La Xunta aprobó un plan de generación, limpieza y vigilancia por el que las mariscadoras realizan estas tareas.
Esta ría que fue de las más ricas y provechosas se ha convertido en la más sucia. El marisco más afectado es la almeja y el berberecho. Ahora siembran el marisco del futuro.
"Estamos intentando limpiar los barcos marisqueros y también las playas porque es un bien común para todos", ha declarado una de las trabajadoras que cobran unos 800 euros mensuales por recuperar la ría.
Otro de los propósitos de la Xunta es que las más de 100 mariscadoras vigilen que los furtivos ilegales no esquilmen la ría de almejas y berberechos."Por un lado el daño que nos hacen a nosotros quitándonos lo poco que tenemos, por otro está el agua en grado C y lo que sacan es malo para la salud", denuncia otro trabajador. LLG