Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez años sin entrar en España por obligar a una compatriota a ponerse el velo en la calle

Mujer, velo, archivotelecinco.es

Un juzgado de Melilla ha condenado a un ciudadano marroquí a una pena de prohibición de entrada por diez años en España por obligar a una compatriota, con la que no tiene ninguna relación, a ponerse el velo o 'hiyab' en la vía pública, bajo amenazas e insultos, cuando la vio sin esta prenda islámica en las calles de la ciudad española.

El acusado ha admitido los hechos de los que se le acusaban, motivo por el que la Fiscalía ha decidido rebajar su petición de condena y limitarla a la prohibición de entrada en territorio nacional por el máximo periodo posible, que es una década.
Así el denunciado se ha librado de la petición de un año de prisión y una multa económica que solicitaba la fiscal en un principio por su actitud "ante una mujer marroquí a la que vio sin el velo islámico y a la que obligó, bajo amenazas y coacciones, a taparse el rostro y mientras le forzaba, escupir en el suelo en señal repulsa".
La mujer, ante este hecho, denunció el acoso a la Guardia Civil el mismo día que lo sufrió y el hombre fue detenido en ese momento acusado de un delito de violencia contra la mujer.