Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El matrimonio, un antídoto contra la depresión

Contrario a lo que muchos piensan el matrimonio es beneficioso. Lo dice un estudio internacional que revela que los casados tienen menos riesgos de sufrir depresión y ansiedad, trastornos que afectan a los que terminan sus relaciones.
La ruptura de un matrimonio, sea por separación, divorcio o muerte está vinculado con un aumento del riesgo de trastornos mentales.
Las mujeres son más propensas a abusar de fármacos, mientras que los hombres son más proclives a terminar deprimidos, según una de las conclusiones del estudio que analizó a 34.493 personas de 15 países.
La investigación que fue dirigido por la psicóloga clínica Kate Scott de la University de Otago de Nueva Zelanda está basado en los estudios de la sección de Salud Mental Mundial (WMH, por su sigla en inglés) de la Organización Mundial de la Salud.
Scott ha explicado que el estudio permitió sondear la salud mental de los individuos casados, comparando la de relaciones que no terminan en boda, así como la ruptura de los matrimonios.
Los resultados demostraron que el matrimonio, comparado con la opción de no casarse, era beneficioso para la salud mental de ambos sexos, no sólo para las mujeres, como habían concluido investigaciones anteriores.
Ellos cuando se casan se deprimen menos, mientras que ellas tienen menos riesgos de abusar de fármacos, debido a que son las mujeres quienes principalmente se ocupan de cuidar los niños pequeños. 
 "Lo que nuestro estudio señala es que la relación matrimonial ofrece una gran cantidad de beneficios de salud mental para hombres y mujeres, y que la angustia y los trastornos asociados con la cnacelación del matrimonio hace a las personas más vulnerables al desarrollo de trastornos mentales", concluyó Scott.
Para la psicóloga, sin embargo, el inconveniente del matrimonio es que su fin supone un impacto negativo tanto para ellos como para ellas.
El estudio, publicado recientemente en la revista británica Psychological Medicine, fue realizado en asociación con la Organización Mundial de la Salud, Harvard University y otras instituciones internacionales.