Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un matrimonio británico muere en derrumbe en un cortijo de Granada

Los fallecidos son Christopher y Christine M., un matrimonio de nacionalidad británica de 64 y 63 años vecinos de La Mamola, una localidad costera cercana a Rubite que estaban de invitados en el cortijo, cuyos propietarios, otro matrimonio británico, se encontraba asimismo en la vivienda. 
El techo cayó sobre las dos víctimas mortales cuando se encontraban en el comedor, mientras que el otro matrimonio estaba preparando café en la cocina. 
La propietaria del cortijo ha sido trasladada a un centro hospitalario por diversas fracturas de escasa consideración y su marido ha resultado ileso y ha sido atendido con una crisis nerviosa.
Los dueños del cortijo, que llevan diez años viviendo en Rubite, avisaron al 112 y hasta ese lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, de los servicios sanitarios y bomberos de Motril, que han retirado los escombros y han recuperado los cuerpos sin vida de los dos británicos. Aunque los servicios sanitarios intentaron reanimarlos, no lo consiguieron.
El derrumbe podría estar relacionado con la lluvia
La fuentes de la Guardia Civil han señalado que se está investigando si las causas del derrumbe pudieran estar relacionadas con el temporal de lluvia que está azotando esa zona en los últimos días o con defectos en la construcción.
Técnicos municipales inspeccionarán hoy el cortijo para investigar las causas del derrumbe por si pudiera haber influido una tromba de agua que cayó a mediodía de ayer.
Según ha informado a Efe el alcalde de Rubite, Arsenio Vázquez, antes de este suceso el Ayuntamiento tenía previsto convocar en breve un pleno para pedir la declaración de zona catastrófica del municipio por los efectos del temporal.