Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El matrimonio gay como fuente de ingresos

Miles de parejas de homosexuales podrán darse el "sí, quiero" en California. Un gesto avalado por la Justicia, un síntoma de modernidad y desarrollo social, una medida que, entre otras cosas, supondrá millones de dólares para las arcas de la maltrecha economía de este Estado. Cambios en la sociedad que, sea por el motivo que sea, no dejan de sucederse. En Reino Unido, se ha oficiado la primera boda gay entre dos sacerdotes.
El pasado 15 de mayo la Corte Suprema de California declaró inconstitucionales las leyes que prohíben las bodas entre personas del mismo sexo en California. La tierra del sol se convertía así en el segundo Estado de EEUU, después de Massachusetts, en permitir estos enlaces.
La cuestión de fondo es que, además de sus connotaciones legales, las bodas gays tendrán unas importantes consecuencias económicas para un estado asfixiado por la deuda. Según un estudio de la Universidad de California (UCLA), los matrimonios entre personas del mismo sexo generarán un volumen de negocio de más de 680 millones de dólares (438 de euros) en los próximos tres años en este Estado. La Administración Pública ingresará hasta 2011 más de 60 millones de dólares (38 de euros) gracias al amor de las parejas gays, que encima creará de forma indirecta cerca de 2.200 empleos.
Schwarzeneger, sin dudas frente a los números
Estas cifras son las que han acabado por aplacar la negativa del gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien vetó en varias ocasiones propuestas legislativas favorables a los enlaces entre homosexuales. El actor metido a político lo explica sin tapujos: "Deseo suerte a todo el mundo con sus matrimonios y espero que se revitalice la economía de California porque toda la gente venga aquí a casarse".
De hecho, se calcula que 70.000 parejas de homosexuales acudirán a este Estado en los próximos tres años para celebrar su boda, una cifra a la que se sumarán unas 50.000 parejas gays residentes en California.
Bodas de famosos
La polémica ha generado un espinoso debate en el seno de la ciudadanía californiana. Al mismo tiempo que rostros conocidos del mundo del cine y la televisión en EEUU no han dudado en hacer pública su intención de casarse, como la presentadora Ellen DeGeneres o el actor George Takei de la serie Star Trek.
La Iglesia Anglicana también avanza
En Londres, dos sacerdotes anglicanos homosexuales se han casado en una ceremonia en la Iglesia de San Bartolomé. Es la primera "boda gay" en una parroquia anglicana.
La ceremonia no está exenta de polémica. Vulnera las directrices de la Iglesia de Inglaterra y se ha celebrado en desafío al Obispo de Londres, Richard Chartres, en cuya diócesis tuvo lugar. Previamente, la pareja, compuesta por los reverendos Peter Cowell y David Lord, había registrado su unión civil.
Aunque algunos clérigos liberales habían celebrado ceremonias de bendición para parejas homosexuales en el pasado, esta es la primera vez que un vicario lleva a cabo una ceremonia de boda, utilizando la liturgia tradicional, con lecturas, himnos y eucaristía, lo que ha generado un torrente de críticas.
Los obispos de esta confesión se encuentran muy divididos con respecto a los derechos de los homosexuales. El arzobispo de Uganda, Henry Orombi, por ejemplo, ha dicho que la ceremonia fue "blasfema" y ha pedido al primado de esa confesión, Rowan Williams, que tome medidas para que la Iglesia Anglicana no se desintegre. AGE