Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El matrimonio herido por el preso gallego, grave pero estable

Fuentes hospitalarias han indicado que la pareja herida, que había testificado en contra del presunto asesino en un caso de malos tratos, fue intervenida anoche en el hospital de Montecelo. Ambos presentaban heridas por arma blanca. La mujer se encuentra ingresada en planta, mientras su esposo permanece en la unidad de reanimación. Ambos, cuyas identidades no han sido facilitadas, se encuentran estables, dentro de la gravedad.
"Muy mala persona"
José Peso, hermano de la mujer asesinada en Ponte Caldelas (Pontevedra) por su compañero, Maximino Couto Durán, ha asegurado que sabía que el agresor era "muy mala persona", que hasta consiguió separar a la víctima de sus allegados.
"El supo hacer bien la cosa hasta apartarla de sus hermanos, supo hacerlo muy bien para separarla de nosotros", ha señalado Peso, que ha indicado que su hermana, María José Peso, de 57 años, que trabajaba en el servicio de limpieza de un centro sanitario de Pontevedra, apenas se relacionaba con los vecinos.
El hermano de la víctima ha insistido en que no sospechaban que podría suceder una cosa así, aunque "sabíamos que (el agresor) era muy mala persona", puesto que tenía una orden de alejamiento de su ex mujer.
Peso ha apuntado que "parece ser" que su hermana no había presentado denuncias por malos tratos contra el agresor. Ha explicado que en la tarde del sábado se encontró con la presencia ante el domicilio de la fallecida de ambulancias y presencia policial, ante lo que le comunicaron que su hermana había fallecido.
La mujer había vivido en la parroquia de Tourón con el agresor, aunque desde hace unos dos años, estaba en la cárcel cumpliendo pena de maltrato a su ex esposa. Paradójicamente, ella había pedido insistentemente que le concedieran el tercer grado.
KOD