Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las máximas bajarán desde mañana hasta 6 grados por la entrada de un frente pero se recuperan para el fin de semana

La entrada de dos frentes por el noroeste peninsular, prevista para este martes y el miércoles, respectivamente, provocará un descenso de hasta seis grados en las máximas aunque las temperaturas se recuperán para el fin de semana, cuando volverán a registrar "valores normales para esta época del año", según ha explicado a Europa Press el portavoz en funciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Paco Martin León.
En concreto, el frente de este martes "será muy activo", según Martín León, y provocará que el miércoles haya un descenso "moderado o notable" de las temperaturas en Extremadura, oeste de Castilla y León y el resto de la parte occidental del país, mientras que las mínimas no sufrirán cambios.
Así, para este martes se esperan precipitaciones que podrían ser localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, con posibilidad de extenderse de forma débil y dispersa al resto del noroeste peninsular. Además, los cielos estarán muy nubosos tanto en Galicia como en Asturias y el extremo noroeste de Castilla y León, con precipitaciones débiles a moderadas, que ocasionalmente podrían dejar tormentas.
Martín León ha añadido que, para el miércoles, las precipitaciones podrían ser localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, sobre todo a primeras horas de la jornada, y se irán extendiendo, de forma más debil, al resto de la mitad noroeste peninsular, con cielos nubosos o muy nubosos al principio del día en el noroeste peninsular.
Este día, las temperaturas máximas experimentarán un moderado descenso --de entre cuatro a seis grados, según el portavoz de la AEMET-- en gran parte de la Peninsula y medianías de Canarias, excepto en el área mediterránea, donde las diurnas ascenderán ligera a moderadamente.
A partir del jueves 16 de agosto, las máximas empezarán a recuperarse progresivamente y, de cara al fin de semana, volverán a alcanzar "valores normales para esta época del año, cuando se espera calor, pero no tan agobiante como el del pasado fin de semana", según Martín León.
10 DE AGOSTO, MEDALLA DE ORO EN MAXIMAS
El portavoz de la AEMET también ha añadido que no se espera la aparición de nuevas olas de calor para el resto del verano, después de la sufrida en España la semana pasada. Además, ha señalado que, en comparación con otras, como la ola de calor que hubo en 2003 y que duró 17 días --entre el 30 julio y el 15 de agosto de ese año--, la última ola de calor ha sido "muy corta pero muy intensa".
En este punto, ha indicado que el pasado viernes, día 10 de agosto, las temperaturas alcanzaron varios récords absolutos en el país por lo que ha calificado ese día de "sobresaliente en máximas".
En concreto, se alcanzaron records absolutos totales en Madrid Cuatro Vientos (40,6ºC), Pamplona aeropuerto (41,4ºC), Toledo (43,1ºC) y Teruel (40,2ºC) mientras que en la estación automática (secundaria) de Montoro (Córdoba) se llegó a los 46,2 grados, el máximo absoluto registrado en 2012.
Por su parte, el 11 de agosto, Sevilla Aeropuerto alcanzó el récord del mes, con 45,9 grados, frente a la anterior máxima, alcanzada en julio de 1995 con 46,6 grados.
En el caso de las mínimas, Madrid capital y Getafe llegaron a los 25 grados el pasado viernes, Valencia aeropuerto alcanzó los 25,6 grados el sábado 11 de agosto y Málaga llegó a los 30,2 este domingo, 12 de agosto.