Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las primeras mediciones de gases que permitirán abrir la sala de Disección de Anatomía de la UCM son correctas

Las primeras mediciones al nuevo sistema de extracción de gases que se han llevado a cabo en la sala de Disección del Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han sido correctas, por lo que en breve podrá volver a estar operativa la sala.
A raíz de la polémica detectada por la acumulación de restos cadavéricos en el departamento de Anatomía II de la UCM, esta estancia estaba sin actividad dado que iban a aplicarse una serie de mejoras para la extracción de gases, de acuerdo a lo dispuesto por el Comité de Riesgos Laborales.
Fuentes de la Universidad Complutense han explicado a Europa Press que siguen este martes con las mediciones después de que las primeras hayan sido correctas. La intención es continuar con las evaluaciones para comprobar que todo está bien. Con todo ello, tienen que remitir un informe a Inspección de Trabajo, y a continuación la sala estará operativa para el tratamiento de "piezas, no de cadáveres".
Según recuerdan las mismas fuentes, la estancia de Disección presentaba una serie de deficiencias como la concentración de niveles de formaldehído, dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que esos niveles no pueden superar los 0,37 microgramos por metro cúbico.
Según explican desde el centro, se procedió a realizar una serie de obras de mejora de los departamentos I y II de Anatomía, entre las que se encontraba el cambio de sistema de extracción de gases. Hasta que se procediera a ello, quedó suspendida la actividad relacionadas con manipulación de restos cadavéricos en el centro.