Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos de Murcia dicen que no es su misión facturar y que estarán de lado del enfermo

Emplazan a la Administración a que diga "qué causas son las urgentes que el médico tiene que atender y cuáles son las demorables"
Los médicos de la Región de Murcia se han pronunciado este jueves sobre la aprobación del Real Decreto que regula la exclusión de inmigrantes irregulares del SNS, que entrará en vigor el 1 de septiembre, advirtiendo que la misión de estos profesionales "no es conocer cómo se factura y a quién, sino atenderlos, porque somos médicos por eso y siempre estaremos del lado de los enfermos y pacientes".
Así lo han asegurado la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de la Región de Murcia, Isabel Montoya; y el presidente del Sindicato Médico, Francisco Miralles, tras el encuentro que han mantenido con el jefe del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel, donde han tratado esta cuestión y otras de actualidad en materia de Sanidad.
En este sentido, Miralles ha comentado que "ya no tanto se plantea la asistencia directa de médico, que eso creo que se va a dar porque como profesión y nuestro código deontológico así lo dice, sino lo que acarrea esa asistencia médica, como pruebas complementarias, prescripciones y exploraciones; quién la paga o quién no las pagaba".
"Esa no es responsabilidad de la profesión sino de las administraciones y la profesión estará siempre de lado de los enfermos y nuestros pacientes porque somos médicos por eso y no para otra cosa", ha apostillado Miralles.
Por su parte, la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Murcia ha resaltado que objetores "somos todos los médicos realmente desde el momento en que nuestro código deontológico nos lo dice: el médico no abandonará a ningún paciente en ninguna circunstancia, ni siquiera en catástrofe, y está obligado también a cuando trabaja en un sistema sanitario denunciar los posibles problemas que lleven a un daño a la población y a la asistencia sanitaria".
Por ello, considera que "todos somos objetores y no porque un médico haya presentado un registro manifestándose como objetor significa que los que no lo hayan hecho no pueden tener una objeción sobrevenida".
En Murcia son 24 los profesionales médicos, del total de 4.000 colegiados que trabajan en la sanidad pública, los que han solicitado, por medio de registro, según Montoya, quien ha apuntado a que la objeción "puede venir sobrevenida y a lo mejor la gente está de vacaciones".
RESPUESTA DE LA CONSEJERÍA
Sobre este asunto, ha insistido en que "no es misión del médico conocer cómo se factura y a quién, sino atender al paciente", por lo que ha señalado que la Administración "tendrá que decir, sobre todo en la sanidad pública, qué causas son las urgentes que el médico tiene que atender y cuáles son las demorables"; una cuestión en la que se mantienen a la espera.
En esta línea, ha asegurado que se ha solicitado una respuesta a la Consejería de Sanidad, al entender que "el profesional vive en ese dilema de atender a sus pacientes, que no es que son pacientes nuevos a los que se les tramita la tarjeta sanitaria, sino pacientes a los que se les retira la tarjeta". "Vive en ese dilema de atender a esos pacientes y a la vez someterse a las normas de una empresa, como es el Servicio Murciano de Salud", incide.
No obstante, desde el Sindicato Médico su presidente ha dejado claro que "entre tanto no la haya, los médicos atenderán a todos los enfermos que lleguen a sus consultas".
Al mismo tiempo, ha subrayado que "de la mayoría de tarjetas sanitarias que se hablan que quedan excluidas muchas de ellas no son inmigrantes, sino jóvenes de 26 años", por lo que se ha inclinado a favor de "conocer ese filtro de esas más de 30.000 tarjetas que se habla en la Región a ver a qué franja afecta".
No obstante, la presidenta del Colegio de Médico ve una opción "personal y muy coherente" el atender los médicos a estos pacientes fuera de jornada y en otros centros. Y es que, destaca, cada CCAA "está viendo cómo sortea la solución a este tema legal".
Finalmente, Francisco Miralles ha comentado que en la reunión se le ha traslado al presidente murciano "las inquietudes con la constitución de la Mesa que desde la profesión médica se viene reclamando desde hace muchos años para un diálogo directo y con la Administración de todos los temas que afecten a la profesión médica".
Al respecto, ha comentado que Valcárcel "se ha comprometido en que en la reforma de la Ley de Función Pública van a tratar de atender esta petición que le venimos haciendo desde hace muchos años a la profesión".