Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos de familia elaboran una guía para saber cómo actuar ante un caso de ébola en un centro de salud

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) ha elaborado una guía con recomendaciones y pautas de actuación para que estos profesionales sanitarios sepan cómo actuar ante un posible caso de ébola en un centro de salud.
"Es previsible que pacientes con sospecha de tener este virus acudan a un centro de salud si notan algún síntoma, y el médico de familia tiene un papel clave en la detección precoz de estos posibles pacientes", asegura semFYC en un comunicado.
El documento ha sido elaborado por el Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de esta sociedad científica y el objetivo es "ayudar a mejorar las habilidades clínicas" de los médicos de familia frente una enfermedad que, hasta hace pocos meses, era "exótica" y "prácticamente inexistente" en España.
De este modo, incluye recomendaciones para la organización de un centro de salud y qué medidas seguir "paso a paso" en las diferentes situaciones de atención ante un posible caso de ébola, y para su elaboración se han basado en los diferentes protocolos establecidos por las autoridades sanitarias en España.
La semFYC recuerda que para calificar como caso sospechoso a algún paciente hay que valorar sus antecedentes epidemiologicos (haber estado en áreas afectadas en los últimos 21 días o en contacto con un caso confirmado o en investigación) y ver si presenta fiebre o aumento brusco de temperatura junto a, al menos, uno de los siguientes sintomas: cefalea intensa, vómitos, diarrea, dolor abdominal, hemorragias no explicadas y fallo multiorganico.
Para confirmar los atencedentes, semFYC insiste que los médicos de familia deben preguntar a sus pacientes si han estado de viaje recientemente, si han estado en África en las últimas 3 semanas y en qué zona, o si han estado en contacto o han cuidado a alguna persona
con ébola o con sospecha de esta enfermedad.
Si se confirma alguno de estos casos, los médicos de familia deben identificar al paciente pero "sin coger en ningún momento la tarjeta sanitaria", informarle del inicio de protocolo, acompañarlo a una sala de aislamiento "a más de un metro" y "sin tocarlo", cerrar la puerta y avisar al médico asistencial, supervisor y equipo directivo.
Asimismo, se incluye una serie de recomendaciones para la organización de un centro de salud frente a un posible caso, y se facilitan fichas de verificación sobre consulta ante un posible caso, sala de aislamiento, postraslado, colocación y retirada del equipo de protección individual.