Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sanidad privada cuestiona la metodología del Barómetro Sanitario del Ministerio y el CIS

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que agrupa a la mayoría de aseguradoras y grupos hospitalarios privados que operan en España, ha cuestionado la metodología empleada por el Ministerio de Sanidad y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para realizar el Barómetro Sanitario y asegura que sólo pueden comparar la sanidad pública y privada quienes tienen doble cobertura.
En concreto, en un comunicado denuncian que los datos comparativos sobre la titularidad de los centros aportados por la encuesta poblacional son confusos puesto que, para poder comparar de forma objetiva las dos áreas de provisión, la muestra seleccionada de individuos a encuestar debería pertenecer exclusivamente al 30 por ciento de la población que tiene doble aseguramiento, ya que "el otro 70 por ciento desconoce por completo la realidad de la sanidad privada".
"El objetivo de este tipo de encuestas, en las que la muestra en buena parte no está cualificada para responder aquello que no conoce, supone calificar negativamente a un sector que da cobertura a cerca de 10 millones de usuarios y sus familias", ha destacado.
En este sentido, recuerdan que los únicos que tienen capacidad de elegir entre uno de los dos sistemas de provisión y aseguramiento que son los funcionarios del Estado, cuerpo jurídico y militares, que cada año optan en más de un 85 por ciento de los casos por los servicios sanitarios privados.
De hecho, recuerdan que los datos de su último Barómetro, elaborado a partir de encuestas a quienes mantiene un doble aseguramiento "y, por lo tanto, conoce ambos entornos y tiene capacidad de comparar", reveló que el 86 por ciento recomendaría el uso de la sanidad privada en general a sus familiares y amigos, manteniéndose los índices de satisfacción de años anteriores.
Y a mayor frecuencia de uso del seguro privado, mayor grado de satisfacción con los servicios ofrecidos por la sanidad privada, ya que la antigüedad de media de estos usuarios es de unos 5 años y medio.
Por ello, según insisten, este tipo de actuaciones "no va si no en detrimento de todos", especialmente "en momentos en los que la sanidad de titularidad pública camina por una senda de sostenibilidad y solvencia más que compleja y necesita de la complementariedad de la sanidad privada".
"Esta comparativa origina una opinión confusa sobre el sector de la sanidad privada, alejando al ciudadano de la realidad actual de nuestro sistema sanitario y obviando su contribución a la descarga y al ahorro del sistema sanitario público", reza el comunicado.