Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No quiero dinero, solo quiero esparcir felicidad"

"Es lunes y te estás viniendo abajo? Esto va a cambiar todo. Un artista social australiano tiene un método que parece funcionar. Peter Sharp comparte su 'performance' para crear un mundo mejor. Su estrategia para animar a la gente es ponerlos a bailar dentro de los aburridos vagones del metro de Perth. Su discurso, contrario a los que habitualmente escuchamos cada día comienza así: "No quiero dinero, solo quiero esparcir felicidad". A continuación pone música y la fiesta a bordo del vagón se desata. Se suma una chica, después otro pasajero y al final los que suben se encuentran a una decena de personas 'felices' que bailan contagiados por el espíritu del artista.