Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ladrón cae de cinco metros al huir de un robo y golpea a testigos en Granollers (Barcelona)

Dos detenidas en Tarragona por lanzar herramientas a una patrulla que las sorprendió robando
Los Mossos d'Esquadra han detenido a un ladrón que cayó de una altura de cinco metros cuando intentaba bajar por una cañería al huir tras ser descubierto robando en un piso de Granollers (Barcelona) y que golpeó a varios testigos que intentaban reducirle.
Según ha informado este martes la policía catalana, sobre las 23 horas del 29 de julio la víctima llegó a su casa y sorprendió al detenido, de 19 años, llevándose varios objetos, por lo que intentó evitarlo y se inició una pelea.
El ladrón logró huir por la ventana, por donde había accedido a la vivienda, saltando de patio en patio, aunque se cayó de cinco metros cuando estaba bajando por una cañería, fracturándose varias costillas.
Sin embargo, una vez en la calle, agredió a varios vecinos que habían visto los hechos y le trataban de impedir que huyera, propinándoles puñetazos y mordiscos.
Tras detenerle, fue trasladado al hospital, donde le diagnosticaron varias fracturas en las costillas por la caída.
Los investigadores pudieron relacionarle con otro robo la misma noche en otro domicilio en una calle cercana, y el 31 de julio el juez instructor se desplazó al hospital para tomarle declaración y decretó su ingreso en prisión por dos delitos de robo con fuerza en interior de domicilio.
DOS DETENIDAS POR UN INTENTO DE ROBO
En otra actuación el 30 de julio, los Mossos arrestaron a dos mujeres de 22 y 41 años a las que descubrieron 'in fraganti' cuando iban a robar en un piso del centro de Tarragona mientras manipulaban el cerrojo de la puerta con un destornillador.
Cuando una patrulla de paisano que las estaba siguiendo las sorprendió y se identificó como policía, las mujeres les tiraron las herramientas, hiriendo a uno de los agentes al que le rompieron las gafas.