Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pueblo mexicano espera mensajes sobre tolerancia y migrantes durante el viaje del Papa en febrero

El pueblo mexicano espera un mensaje de "tolerancia y diálogo" así como una mención a la situación de los migrantes, durante la visita del Papa Francisco a México el próximo mes de febrero.
"Nosotros esperamos un mensaje de invitación al diálogo, al respeto, a la tolerancia, a la defensa de los valores de la paz, de la solidaridad humana, del reconocimiento a la dignidad de las personas y de entender que la tolerancia, el acercamiento y el encuentro son fundamentales para la distensión social", ha indicado el embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios, en declaraciones a Radio Vaticana recogidas por Europa Press.
Además, Palacios recuerda que el Papa abordará la situación de los migrantes en línea con el mensaje que dirigió recientemente al cuerpo diplomático, cuando, ante "los fenómenos de expulsión que se reconocen en distintas latitudes del mundo", pidió que se deje de ver a los inmigrantes "como un lastre" y se les considere "un ingrediente para enriquecer el intercambio cultural para aportar trabajo y riqueza".
En cuanto a la visita, Palacios destaca que será el primer Pontífice recibido en el Palacio Nacional con carácter de jefe de Estado y de líder de la Iglesia Católica universal. Además, afirma que el episcopado mexicano, la nunciatura apostólica, el Gobierno de la República y los gobiernos de las entidades que visitará están trabajando "intensamente y de manera coordinada para que la visita resulte lo más productiva y lúcida posible".
Durante el viaje, el Papa visitará Chiapas, el Estado con mayor pluralidad religiosa de México. Allí se encontrará con los pobres, indígenas y migrantes. Asimismo, se trasladará hasta Ciudad Juárez, donde se han registrado más de 600 feminicidios desde los años 90. En esta ciudad donde, según el embajador, "hay una reconstrucción del tejido social sorprendente", el Papa visitará a los presos de una cárcel.