Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un obispo mexicano responsabiliza a los medios y a la educación de los abusos contra menores

Imagen del obispo mexicano. Foto: EFEtelecinco.es
El obispo mexicano Felipe Arizmendi responsabilizó a los medios de comunicación, a Internet y al sistema educativo de los numerosos abusos cometidos por sacerdotes mexicanos contra menores de edad. Asegura que el erotismo presente en los libros de texto y en los medios favorece el libertinaje y dificulta "mantenerse en el celibato y en el respeto a los niños".
Dentro de la LXXXIX Asamblea del Episcopado Mexicano, el prelado por la localidad de San Cristóbal de las Casas, en el estado mexicano de Chiapas (sur), apostó por un sistema educativo que no aborde la cuestión sexual desde la genitalidad, sino desde un punto de vista "integral que incluya moral, valores y comportamiento".
"Ante la invasión de erotismo presente en los medios de comunicación, no es fácil mantenerse en el celibato y en el respeto a los niños", expresó el obispo de para explicar por qué la Iglesia católica identificó al libertinaje sexual como uno de los factores detonantes de la pederastia.
"No es querer culpar a la sociedad y quitarnos culpas, sino reconocer que la liberalidad sexual en el mundo ha disminuido las fuerzas morales con que queremos educar", precisó en declaraciones recogidas por los medios locales.
Al ser cuestionado sobre la enseñanza sexual que se da en los seminarios, el obispo indicó que es difícil contrarrestar el ambiente en el que se desenvuelven los seminaristas, sobre todo por la existencia de Internet.
"Ante un libertinaje social generalizado como el que existe actualmente", indicó, "hay más posibilidades de actos de pederastia no sólo en la Iglesia sino en la familia, en las escuelas y en muchos otros ambientes".
"Cuando están tan invadidos hoy por Internet es difícil que alguien se sustraiga a un ambiente tan erotizado". Arizmendi resaltó que la Iglesia Católica pondrá énfasis en mejorar la educación sexual de los sacerdotes, pero agregó que "el medio ambiente es contrario y no ayuda a la castidad".
México es el país latinoamericano en el que se han detectado mayor número de abusos sexuales de sacerdotes a menores, según datos de la Congregación de la Doctrina de Fe, organismo encargado de juzgar esas infracciones.
Entre 2001 y 2010 se notificaron al menos 100 casos de delitos graves en el ámbito sexual, informa el diario 'Reforma'.