Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro español de Exteriores subraya que serán liberados todos los presos políticos en Cuba

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos (d), junto al cardenal cubano Jaime Ortega y Alamino, durante su visita a Cuba el pasado 7 de julio. EFE/Archivotelecinco.es
El ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, subrayó hoy que serán puestos en libertad "todos los presos cubanos", incluso aquellos que quieran permanecer en la isla caribeña.
La excarcelación de presos fruto de negociaciones entre el régimen castrista y la Iglesia Católica cubana, con la participación española en ese diálogo, es "una decisión importante, significativa, para el futuro de Cuba y los cubanos", dijo Moratinos al intervenir en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, la cámara baja del Parlamento español.
"Es la decisión de liberar a todos, a todos los presos políticos en Cuba", subrayó el jefe de la Diplomacia española, a la vez que recordaba que ayer el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, destacó en Ginebra la intención de su Gobierno de realizar más excarcelaciones de las anunciadas.
Hasta el momento, una veintena de presos políticos ha logrado ya la libertad como parte del compromiso de excarcelar gradualmente y en un plazo de cuatro meses a los 52 integrantes del llamado "Grupo de los 75", que están en prisión desde 2003.
Once de esos disidentes se encuentran ya en España y otros ocho, acompañados por numerosos familiares, llegarán entre hoy y el próximo viernes a Madrid, tal y como ha informado el Ministerio español de Asuntos Exteriores.
Alarcón "confirmó que no serán simplemente los 52 que quedaban de los 75. No, serán todos, todos los presos cubanos" e "incluso aquellos que no quieran salir de Cuba podrán permanecer en la isla", afirmó hoy Moratinos ante los diputados españoles.
Moratinos dijo que esta excarcelación, que "tiene consecuencias importantes en el proceso de reformas en Cuba", no ha sido un éxito inmediato, sino que tiene lugar como resultado de una política de "casi seis años buscando el diálogo, el respeto y el convencimiento de que tenían que liberar a los presos políticos".
Agregó que "no se trata de un gesto humanitario como algunos analistas han querido decir" y, aunque "tiene consecuencias humanitarias", también "tendrá consecuencias políticas" en la isla y en la relación de la Unión Europea con Cuba.
La posición o política común de los Veintisiete hacia Cuba se basa en la exigencia de progresos notorios en el terreno del respeto de los derechos humanos por parte del régimen castrista antes de comenzar cualquier mejora en el diálogo político.
España se opone a esta política común y apuesta por avanzar primero en las negociaciones y el diálogo con Cuba para conseguir así esas mejoras.
Moratinos añadió que la excarcelación de presos también "tendrá consecuencias políticas en las relaciones de Estados Unidos con Cuba y en el levantamiento del bloqueo" que impone desde hace décadas ese país a la isla.