Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de los conductores circula con algún problema de visión

Un nuevo estudio del RACE alerta de los peligros al volante. Foto: archivo EFEtelecinco.es
El 45 por ciento de los conductores españoles padece problemas visuales o visión defectuosa, según un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) y la Fundación Alain Afflelou, que destaca que el 5 por ciento de los accidentes ocurridos por causas médicas tiene su origen en problemas visuales.
El informe "Visión y Seguridad Vial" presentado este jueves, resalta que el 11 por ciento de los conductores españoles se ha visto implicado en una situación de riesgo por problemas de visión, de acuerdo con los datos proporcionados por la Dirección General de Tráfico (DGT).
Así lo ha destacado en rueda de prensa el Director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, quien ha afirmado que el objetivo de este estudio es conocer "el estado de la salud visual de los conductores y sus hábitos de higiene" y así identificar los "factores de riesgo" que pueden afectar a la visión y la conducción.
La salud visual, junto con la edad y es estado psicofísico del conductor, es uno de los elementos que más influyen al volante , según el informe, que se ha realizado tras entrevistar a 2.445 conductores.
Las enfermedades más comunes relacionadas con la salud visual de los conductores son la miopía (38 por ciento), el astigmatismo (29 por ciento), presbicia (19 por ciento) y la hipermetropía (8 por ciento).
Además, el rendimiento visual del conductor puede verse alterado como consecuencia de la fatiga, la somnolencia o la ingesta de sustancias como medicamentos o alcohol.
El Vicepresidente de la Fundación Alan Afflelou, Florent Carriere, ha dicho que estos problemas "inciden en la conducción", al provocar un aumento en el cansancio, en la distracción y en el error de cálculo de distancias y velocidades, una peor percepción y legibilidad de las señales y crea inseguridad al volante.
Para el 32 por ciento de los conductores encuestados la niebla es el factor externo que causa más fatiga, un 30 por ciento señala la conducción con el sol de frente, con lluvia intensa (un 16 por ciento) o por la noche (12 por ciento).
En concreto, la iluminación es el elemento que tiene mayor incidencia en la siniestralidad ya que por la noche se producen el 38 por ciento de los accidentes mortales y la gravedad de éstos aumenta en horas de baja luminosidad.
El estudio revela, por otro lado, que el 57 por ciento de los conductores a los que se les ha diagnosticado un problema de visión está obligado a usar lentes correctoras.
El Coordinador de Educación Vial del RACE, Juan Antonio Sánchez Trillo, ha destacado que es "preocupante" que el 17 por ciento de los conductores nunca ha acudido a una revisión óptica y ha recomendado que es necesario acudir al médico, al menos, una vez al año.