Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mitad de los empleados reconoce que no le gustaría convertirse en jefe

Los profesores de Instituto en Andalucía tiene los mismos motivos para negarse a aceptar el puesto de director del centro. La administración se ve obligada, ante la falta de candidatos voluntarios, a ser ella la que elija a la persona adecuada para estos puestos.
El 37% de los directores son designados en esta comunidad autónoma sin que se hayan presentado anteriormente de forma voluntaria.
Para rechazar estos puestos, los profesores alegan que el cargo requiere solucionar todos los problemas del centro educativo, con funcionamientos cada vez más complejos. Mucha responsabilidad para tan poco incentivo, pues los directores tan sólo perciben un 20% más de salario que cualquier otro profesor.
El director además trabaja más horas, y la mayoría valora más el tiempo libre y su vida privada antes que la nómina.
 
EBP