Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mitos que contagian el Sida

Los jóvenes y adolescentes no están a salvo del sida. Quizás porque no tienen toda la información precisa sobre la enfermedad, representan casi la mitad de los nuevos contagios en España. El 25% de las 15.000 consultas que se han atendido en el servicio de información telefónica sobre VIH de Cruz Roja, las hicieron jóvenes de entre 26 y 30 años. Un 57% de ellos preguntaron por prácticas sexuales, la mayoría heterosexuales. 
Si el número de contagios en general se reduce, es entre los heterosexueles donde la más aumenta la transmisión del virus. El motivo: mantienen "relaciones sexuales no protegidas", explica Cristina Ferrero, portavoz de Cruz Roja Juventud. En 2008 los contagios por relaciones sexuales de distinto sexo supuso el 41,8% del total.
Los interrogantes
Los jóvenes tienen dudas sobre las pruebas -basta ir al médico de cabecera o acercarse a alguna asociación, donde las hacen de forma gratuita- y las vías de transmisión -sexual, sanguínea y de madre a hijo-. Sin embargo, a quienes trabajan con jóvenes y adolescentes en la prevención de la enfermedad les preocupa que "sigue habiendo estereotipos". Ferrero asegura que todavía hay quien ve el Sida como la enfermedad de las '4 H', es decir, de los homosexueles, los haitianos, los hemofílicos y los heroinómanos y hay quien mantiene la idea de que "eso no me va a pasar a mi". A pesar de que la información es abundante, "si no hubiese esas ideas erróneas, no habría tantas transmisiones", sentencia.
Desde la Fundación Triángulo insisten en que con los años los mitos no han desaparecido, simplemente han cambiado. El coordinador de salud, Ivan Faro, explica que aunque la sociedad tiene claro que no hay grupos de riesgo, toma la enfermedad como "algo liviano y crónico". Advierte de que "si el sida disminuye es por los avance médicos, los contagios de VIH aumentan" y resalta que existe un "estigma innegable: el miedo al rechazo".
En España hay 150.000 portadores del VIH, muchos sin saberlo, y 77.953 personas que padecen sida.