Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tasa media de mortalidad por infarto agudo de miocardio en Guadalajara, de las más bajas de España

Un estudio realizado por la Sociedad Española de Cardiología ha revelado que la tasa media de mortalidad intrahospitalaria por infarto agudo de miocardio (IAM) se sitúa en un 7,84 por ciento, con más de un 50 por ciento de diferencia entre las comunidades autónomas que mayor y menor mortalidad presentan. Castilla-La Mancha ocupa la tercera posición, detrás de Navarra y Cataluña, con el 7,28 por ciento de incidencia.
Este dato es todavía mejor en la provincia de Guadalajara con una tasa del 5,6 por ciento. Por el contrario, la Comunidad Valenciana, País Vasco y Andalucía muestran las mayores cifras de mortalidad inatrahospitalaria por IAM, tal y como ha informado en nota de prensa la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
El jefe de servicio de Cardiología del Área Integrada de Guadalajara, Javier Balaguer, ha explicado en rueda de prensa que la mortalidad en el infarto está estrechamente relacionada con dos factores: el acceso a la angioplastia primaria y la mejor organización y gestión sanitaria. Por esta razón, "las comunidades que cuentan con un código infarto obtenemos mejores resultados de supervivencia entre los pacientes", ha subrayado el facultativo.
La coordinación en red sanitaria, como es el caso del Área de Guadalajara, resulta fundamental para aumentar la supervivencia tras un infarto agudo de miocardio, "pues el intervalo de tiempo que transcurre desde que el paciente lo sufre hasta que se abre la arteria obstruida mediante una angioplastia primaria no debe superar los 90-120 minutos", ha detallado el doctor Balaguer.
La angioplastia primaria, explica el jefe de Cardiología, es la técnica más recomendada para el tratamiento del infarto agudo de miocardio "siempre que se realice en las condiciones adecuadas y con rapidez". Esta práctica trata la obstrucción de la arteria coronaria mediante la aspiración del trombo y la implantación de un stent que resuelve la estrechez subyacente.
En la provincia de Guadalajara, el primer año de la incorporación de la angioplastia primaria se redujo la mortalidad un 52 por ciento, pasando del 12,8 al 6,1 por ciento. En la actualidad, el Hospital de Guadalajara atiende al año a 300 pacientes con síndrome coronario agudo y otros 250-300 pacientes con angina de pecho, es decir, que cerca de 600 pacientes al año son tratados por esta patología.
FACTORES DE RIESGO Y SÍNTOMAS DE ALARMA
Los factores de riesgo que se asocian al infarto agudo de miocardio son el consumo de tabaco y la presencia de niveles de glucosa y colesterol altos. No obstante, otros factores son la edad, cuando mayores somos aumenta las probabilidades y también el sexo, ya que los varones en principio tienen más riesgo de presentar un infarto que las mujeres, "aunque cuando la mujer presenta un infarto agudo de miocardio es peor", ha afirmado el jefe de Servicio.
La incidencia de IAM hasta el año 2013 se ha ido reduciendo de forma significativa. La disminución del consumo de tabaco y un mayor control de los niveles de colesterol y la presión arterial han llevado a una disminución relativa de la mortalidad.
Pese a ese descenso, el doctor Javier Balaguer ha hecho un llamamiento de concienciación a la sociedad, señalando que hay una relación muy estrecha entre el infarto de miocardio en personas jóvenes que consumen tabaco. "Es el factor de riesgo coronario más importante en los pacientes menores de 45 años, junto con el consumo de cocaína", ha aseverado, al tiempo que ha apuntado que el colesterol, la tensión alta y la diabetes juegan un papel muy importante pero a partir de la quinta o sexta década de la vida.
El especialista ha explicado que es muy importante reconocer un posible IAM. Por ello, ha señalado que toda aquella persona que presente dolor en el centro del pecho, en la región que está justo detrás del esternón, y sea de carácter opresivo con una duración superior a diez minutos debe acudir lo más rápido posible a un centro de salud u hospital. "Si esto no fuera posible debe llamar al 112 porque dispone de todas las medidas para el diagnóstico precoz del síndrome coronario agudo y agilizar el traslado de forma segura", ha concluido Balaguer.
Por su parte, el subdirector médico del Área Integrada de Guadalajara, Guillermo Yela, ha destacado los resultados positivos del estudio para la provincia de Guadalajara y Castilla-La Mancha, "que son el claro reflejo del buen trabajo y los excelentes profesionales que tiene este servicio, y la región". "Desde la Gerencia queremos resaltar el esfuerzo e implicación, tanto a nivel asistencial como a nivel profesional, de todos los facultativos que componen el servicio de Cardiología", ha concluido.