Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los agentes de movilidad que multaron a Aguirre presentarán esta noche una denuncia por desobediencia a la autoridad

Los dos agentes de movilidad que multaron esta tarde a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, por aparcar en un carril bus en la Gran Vía madrileña presentarán esta noche una denuncia ante la Policía Nacional por desobediencia a la autoridad, han indicado a Europa Press fuentes sindicales.
En declaraciones a Europa Press, el portavoz sindical, que se encontraba a las 20 horas acompañando a los dos agentes en cuestión, justifica dicha denuncia porque la expresidenta del Gobierno regional "ha hecho caso omiso a sus indicaciones y se ha dado a la fuga". También ha confirmado que tiró una moto en la maniobra de huída, pero que esos daños los pagaría el seguro.
Los dos agentes de movilidad se encuentran a estas horas en una mutua médica debido al ataque de ansiedad de uno de ellos, quien se ha comenzado a sentir muy nervioso tras la persecución, junto a agentes de la Policía Municipal, del coche de la presidenta hacia su casa, en el barrio de Malasaña.
Las mismas fuentes aseguran que la multa por aparcamientos sólo supondría el abono de 200 euros, pero la gravedad del asunto fue la fuga. "Se trata de una clara desobediencia a la autoridad y por eso será denunciada, al igual que haríamos con cualquier otro ciudadano. A la denuncia se añadirá el parte que elaboren los agentes municipales", ha añadido el portavoz sindical.
Fuentes cercanas a la presidenta han asegurado a Europa Press que Aguirre estacionó su vehículo en un carril bus de la Gran Vía "para sacar dinero de un cajero automático" cuando la normativa impide expresamente parar en él, por poco tiempo que sea.
Lo hizo "poniendo las cuatro luces de emergencia" y después de tardar en la operación "aproximadamente un minuto". Entonces un agente de Movilidad se acercó y sancionó a la presidenta con una multa por la infracción de tráfico.
Tras tomarle los datos y "transcurridos 15 minutos después de ponerle la multa", según las mismas fuentes, Aguirre "abandonó el lugar en dirección a su domicilio, sin arrollar al agente que le había impuesto la multa".