Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos al estrellarse una avioneta en Mallorca

Avioneta estrelladaEFE
Tres personas, dos hombres y una mujer, han muerto al estrellarse la avioneta en la que viajaban en el municipio mallorquín de Sa Pobla, según informes de los servicios de emergencia de las Islas Baleares. Los fallecidos participaban en un rally aéreo junto a otras aeronaves que también habían despegado de Son Bonet a lo largo de la mañana. El aparato ha quedado completamente calcinado.
La aeronave, una Cessna 172 con matrícula EC-IRP, con base en Sabadell (Barcelona), había despegado minutos antes del aeródromo de Son Bonet y tenía como destino el aeropuerto de San Luis en Menorca.
Hasta el lugar donde ha caído la aeronave, situado a dos kilómetros de la localidad de Sa Pobla, se han desplazado varias unidades de los bomberos, de la Policía Local y ambulancias dotadas de UVI móvil del 061.
Por el momento se desconocen la causas del siniestro que tendrá que ser investigado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC).
Con el accidente de Sa Pobla se elevan a doce los muertos en este tipo de accidentes en lo que va de 2008, una cifra idéntica a los fallecidos por el mismo motivo en todo el año pasado.
A las 16:30 el juez de guardia autorizó el levantamiento de los cadáveres, que se les practicará la autopsia. Los miembros del cordón de seguridad desplegado en la zona del siniestro, han precisado que los cuerpos de los tres fallecidos estaban completamente calcinados y que eran naturales de Sabadell (Barcelona).
Por el momento no se saben las identidades de los fallecidos, aunque se sabe que eran el dueño de una avioneta y una pareja que viajaba con él. Una vez trasladados los cuerpos, se ha levantado el cordón de seguridad de la zona y sólo se han quedado allí dos agentes de la Guardia Civil. Se quedarán allí hasta que mañana domingo lleguen dos expertos de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC). Ellos reconocerán la zona e intentarán aclarar los motivos del siniestro.
ZA