Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres días sin muertos dan un respiro a México en la lucha contra la epidemia de gripe A

Los últimos tres días sin ningún fallecimiento han sido un respiro para México en la lucha que mantiene desde 23 de abril para frenar la propagación de la epidemia de gripe A, que azota al país y que ha dejado 19 muertos y 454 infectados.
El ministro mexicano de Salud informó hoy que después de aplicar 1.303 pruebas de laboratorio se confirmaron 473 casos de contagio, de los cuales 19 corresponden a personas que fallecieron entre el 11 y el 28 de abril, por lo que la tasa de mortalidad es del 4 por ciento.
En rueda de prensa, el funcionario indicó que de los 19 fallecidos por la gripe A, catorce son mujeres y cinco hombres.
Además 13 personas han muerto en el Distrito Federal, otros cuatro en el estado de México, uno en Oaxaca y uno en Tlaxcala.
Entre las 473 personas que fueron contagiadas por el virus, 255 son mujeres y 218 hombres, y casi el 50 por ciento de ellos son personas menores de 19 años.
El ministro reiteró que el optimismo reflejado en declaraciones previas de que la epidemia estaba en proceso de estabilización se debe a que el 70 por ciento de los hospitalizados no son casos graves y no se han registrado nuevos ingreso nuevos.
Córdova admitió que probablemente hasta diciembre no se tenga en existencia una vacuna específica contra el nuevo virus.
Por otra parte, el presidente mexicano, Felipe Calderón, agradeció a su homólogo estadounidense, Barack Obama, por no haber cerrado las fronteras al tránsito de personas y mercancías, así como por el apoyo para enfrentar la actual epidemia de gripe A.
En una conversación telefónica, ambos mandatarios analizaron la situación que viven ambas naciones en torno a la epidemia e intercambiaron información sobre las acciones aplicadas por sus gobiernos respectivos.
Calderón dijo a Obama que en las últimas horas no se ha registrado un incremento en la cifra de víctimas en México y que, al parecer, la epidemia se encuentra en una etapa de estabilización.
Durante el día, México recibió la ayuda internacional enviada por España y Japón que consistió en material destinado a reforzar las medidas preventivas contra los botes de igripe A.
El embajador de España en México, Carmelo Angulo, entregó a la canciller Patricia Espinoza, en una ceremonia oficial el primer cargamento de material sanitario para enfrentar a la emergencia epidemiológica, material que será enviado a las localidades marginales del estado de México.
En la ceremonia, el embajador español lamentó que se pretenda culpar o estigmatizar a México y a los mexicanos como foco inicial o causante del contagio.
Asimismo, el Gobierno japonés envió un cargamento con material sanitario por valor de un millón de dólares, así como una donación adicional en efectivo para la compra de equipos termo detectores.
Según datos oficiales, actualmente la epidemia abarca ya 18 de los 32 estados del país, y que una gran mayoría se registra en la zona del Valle de México, que incluye la capital mexicana y más de 27 municipios aledaños.
Las autoridades del sector salud han recibido 2,4 millones de consultas telefónicas sobre todo de personas que han requerido información y apoyo emocional.
El pasado 23 de abril el Gobierno decretó una alerta sanitaria después cuando se comprobó la presencia de un virus totalmente nuevo denominado virus AH1N1 o de influenza humana.
Las autoridades ordenaron la suspensión de actividades escolares y académicas en todos los niveles, la cancelación de eventos masivos deportivos, de entretenimiento, culturales, religiosos y se paralizaron todas las actividades económicas que conlleven concentración de personas.