Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos en un tiroteo en Santoña

Dos hombres y una mujer que se encontraban dentro de una furgoneta en las inmediaciones de la prisión de El Dueso, en Santoña, han muerto al ser tiroteadas por otra persona que se les acercó en un coche, conducido por otro individuo y en el que viajaba con otro cómplice. Tras el tiroteo, huyeron en un Audi granate que la Policía está intentando localizar. Los dos hombres y la mujer asesinados en el tiroteo eran españoles, residían en Cantabria y, excepto la mujer, ambos tenían antecedentes penales. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que "todo parece indicar" que se trata de "un ajuste de cuentas".  
La furgoneta en la que viajaban los tres fallecidos, era una Renault Traffic de color blanco, con los cristales tintados y estaba parada en el arcén a unos 150 metros de los muros de la prisión.

A las 9:40 horas se detuvo junto a ella un vehículo de gran cilindrada, un Audi granate, en el que viajaban dos hombres. Uno de ellos se bajó del coche y disparó contra los tres ocupantes de la furgoneta mientras el otro le esperaba dentro. El asesino regresó al coche después de tirotearles y huyó junto a su acompañante.

Las tres víctimas vivían en Santander. La mujer, que no estaba fichada, tenía 45 años. Uno de los hombres, cuyas inciciales son I.C.L., sí tenía antecedentes. Por su parte, Tomás Ruíz Fernández, otra de las víctimas, estaba cumpliendo condena desde hacía 20 años en el penal de El Dueso por matar y quemar a cuatro personas de etnia gitana. Tomasín, como era conocido, tenía que haber vuelto a la carcel el pasado viernes y se piensa que se encontraba en las inmediaciones de la cárcel entrar de nuevo en la prisión.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que todo apunta a que se trata de un "ajuste de cuentas".

Secreto de sumario

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Santoña, que se ocupa del caso, ha decretado el secreto del sumario, después de ordenar el levantamiento de los cadáveres. Los tres cuerpos fueron trasladados al tanatorio del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, alrededor de las 12:30 horas.

El triple asesinato ha sido cometido en la avenida de Berria, en El Barrio de Piedrahita de Santoña, que es la carretera que da acceso a la prisión de El Dueso. La avenida ha sido cortada al tráfico durante toda la mañana, mientras los cuerpos eran sacados de la furgoneta y trasladados al hospital y la Guardia Civil recogía pruebas en el vehículo.

A las 14:00 horas, la furgoneta, que tenía el cristal de la ventanilla roto, ha sido retirada del lugar del crimen. Los curiosos que se han acercado al lugar de los hechos especulaban sobre el suceso pero ninguno había oído disparos, ni siquiera un hombre que vive muy cerca de la cárcel y que ha explicado que había escuchado sirenas de ambulancia a primeras horas de la mañana.

No hay imágenes de lo sucedido

Aunque el muro que rodea el penal está muy cerca del escenario del triple crimen, las cámaras de El Dueso no han captado ninguna imagen, porque, según fuentes de la investigación, el lugar donde se han producido los hechos "se sale del perímetro". Tampoco tienen constancia de que los disparos hayan sido escuchados por alguno de los agentes de vigilancia del centro penitenciario. AC/CGS