Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las mujeres tienen menos en la industria del petróleo y el gas, según el BCG

Las mujeres tienen una baja representación en la industria del petróleo y el gas, aproximadamente una quinta parte respecto a otras industrias, según ha detallado el informe 'Reservas sin explotar: Promoción del equilibrio de género en petróleo y gas' del Consejo Mundial del Petróleo (WPC) y The Boston Consulting Group (BCG).
Algunos de los datos que ha revelado el informe comprenden que el porcentaje de mujeres en la fuerza de trabajo de la industria disminuye con el tiempo y cae del 25% al 17% entre las etapas de gerencia intermedia y altos directivos. Esto quiere decir que hay menos mujeres que ascienden en la escala de cargos de la empresa, algo que no cambiará a menos que los CEO marquen la diversidad de género como prioridad.
Según el informe, a pesar de que hombres y mujeres comienzan desde una situación de igualdad, las mujeres tienen más dificultad para llegar a la cima de la organización pues pocas veces se les ofrece las funciones técnicas y operativas que permiten adquirir experiencias críticas necesarias para llegar a la alta dirección.
En este contexto explica que, aunque hombres y mujeres empiezan en pie de igualdad, las mujeres "rara vez" llegan a la cima de la organización, algo que a su juicio se produce porque entre las mujeres que han pasado muchos años en la industria, pocas han sido ofrecidas las funciones técnicas y operativas que tienen sus colegas masculinos, posiciones que permiten a los empleados acumular las experiencias necesarias para el adelanto a la alta dirección.
UN DESEQUILIBRIO CON SOLUCIÓN
Sin embargo el informe, que se basa en investigaciones realizadas a través de entrevistas en profundidad a más de 60 ejecutivos de la industria, una encuesta a 2.000 profesionales y datos cuantitativos proporcionados por las principales compañías petroleras, también ha resaltado que esta industria tiene la oportunidad de llevar a cabo una serie de acciones para paliar ese desequilibro.
Entre estas acciones se incluyen expansión del grupo de talento que extrae tomando medidas para aumentar la participación de las mujeres en los programas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Según matiza, puede mejorar su atractivo para las mujeres como opción de carrera promoviendo la amplia gama de empleos disponibles y haciendo más flexibles las carreras profesionales, trabajando con los gobiernos para eliminar las barreras estructurales que dificultan el trabajo de las mujeres en la industria y aumentando el número y la visibilidad de modelos femeninos mayores.
Además, a nivel de la carrera media, la industria puede trabajar para asegurar que las mujeres tengan las mismas oportunidades profesionales que los hombres, que cada mujer tenga un patrocinador que pueda ofrecer orientación profesional y que las políticas de equilibrio de vida y trabajo estén disponibles y se apliquen igualmente a hombres y mujeres.
Por último, a nivel de liderazgo superior, la industria puede proporcionar metas para las mujeres y el apoyo necesario para ayudarlas a tener éxito, ampliar la gama de trayectorias profesionales de las que son elegidos los altos directivos y garantizar que los estándares de promoción se apliquen por igual a hombres y mujeres.