Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En todo el mundo 166 millones de personas fuman porros

El cannabis es una de las drogas más consumidas en el mundo. En el año 2006, 166 millones de adultos consumían porros de hachís, casi el 4% de la población mundial de entre 15 y 64 años.
El estudio de la revista recoge las investigaciones realizadas en la universidad de New South Wales y Queensland (ambas en Australia). Los responsables de estos proyectos han rastreado a lo largo de la literatura médica para descubrir datos sobre los efectos que provocan estas sustancias.
"Euforia, relajación, risa contagiosa..."
"Euforia moderada, relajación, alteraciones en la percepción, distorsión del tiempo e intensificación de experiencias habituales", son algunos de los síntomas que experimenta el consumidor de marihuana. Otros de los efectos positivos, cuando se consumen en un contexto social son, "risa contagiosa, impedimentos para hablar e incremento de la sociabilidad".
Hasta aquí la parte, supuestamente, buena. Pero, ¿cuáles son los efectos negativos? Según el estudio publicado por la revista The Lancet, los porros pueden provocar: ansiedad, reacciones de pánico y síntomas psicóticos, sobre todo en los que empiezan a consumir.
Los responsables del estudio, afirman que "el consumo normalmente comienza en los años de la adolescencia, alcanza su pico a comienzos o mediados de la veintena y comienza a descender a medida que la gente obtiene un trabajo a tiempo completo, se casa y tiene hijos". Es cuando el consumo se hace regular cuando pueden empezar a aparecer los síntomas negativos, incluso convertirse en crónicos.
"Déficit de atención, memoria y aprendizaje"
Según el estudio las personas que abusan del cannabis pueden sufrir, a largo plazo, "déficit de atención, memoria y aprendizaje verbal se registran de forma más común entre las personas que abusan del cannabis".
En cualquier caso los investigadores aclaran que los efectos negativos del cannabis son bastante débiles si los comparamos con "el alcohol, el tabaco y otras sustancias ilegales".