Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los musulmanes advierten de que algunos colegios españoles "segregan" a las alumnas con velo

Los musulmanes advierten en su informe anual de que algunos centros educativos en España "segregan" a las alumnas con velo, aunque en general perciben que la sociedad española en su mayoría está "a favor" de que la mujer sea libre de llevar hiyab o no.
Esta es una de las "discriminaciones" que recogen en el estudio 'Institución para la observación y seguimiento de la situación del ciudadano musulmán y la islamofobia en España', elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí, al que ha tenido acceso Europa Press.
Según señalan sus autores, en España existen colegios cuyos consejos escolares deciden reglamentos internos "segregacionistas" que "no aceptan alumnas con hiyab" y denuncian que "son apoyados por algunas autoridades educativas invocando la autonomía de los centros".
Si bien, destacan algunos ejemplos de buenas prácticas como Euskadi y la Comunidad Valenciana con sendas instrucciones para no impedir la admisión en clase de alumnas con hiyab.
En la misma línea, señalan que, aunque "la mayoría" de la ciudadanía española está "a favor del ejercicio de la libertad individual de la mujer en su vestimenta", se perciben "conatos e intentos para incitar al rechazo social de las sores que han tomado los hábitos, especialmente, de aquellas de semiclausura, que son las que portan en la cabeza el 'nicab' --que solo deja los ojos al descubierto--.
Los autores del informe consideran que esta opción es "tan respetable" como la clausura en otras religiones y achacan a "motivos electoralistas" el hecho de que algunos pretendan "prohibir la libertad de movimientos" a estas mujeres.
También ponen ejemplos de mujeres musulmanas con pañuelo que han triunfado como la ganadora de la segunda edición del 'Global Teacher Prize 2016', Hanan Al Hroub.
DISCURSOS Y DELITOS DE ODIO
El informe, que desgrana a lo largo de 121 páginas la situación de los musulmanes residentes en España, recoge un "aumento de discursos y delitos de odio" en 2016 en España por parte de "un sector identitario muy ideológico", también ante la llegada de refugiados musulmanes, aunque contrarrestado por "actitudes positivas hacia el trato humanitario" y "numerosos actos de diálogo interreligioso".
Además, observa una "reacción social serena" ante el terrorismo aunque registra que en días posteriores a atentados, en "un sector de la población", variable según ciudades y edades, continúan manifestándose "fuertes reticencias a la dimensión social o pública de las expresiones externas del culto islámico", como las mezquitas o las mujeres con hiyab. En cuanto a los partidos políticos, destaca que la "tónica general" es de "repulsa contra la islamofobia".
Entre las muestras de diálogo interreligioso, el informe destaca varios simposios y jornadas sobre las religiones en el mundo actual y reuniones entre obispos españoles o el propio Papa Francisco con líderes musulmanes de diferentes comunidades españolas. Atendiendo al diálogo con la clase política, recoge diversos encuentros con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, o con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.
EL MENSAJE NAVIDEÑO DEL REY FELIPE VI
Por otro lado, apunta algunas buenas prácticas, desde la participación de al menos un centenar de musulmanes en la misa de la Catedral de Ruan hace un año por el asesinato a manos del DAESH del sacerdote Jacques Hamel; hasta el tradicional mensaje navideño del Rey, en el que Felipe VI rechazó "la intolerancia y la exclusión"; pasando por un anuncio de Amazon con motivo de la campaña de Navidad en el que un sacerdote cristiano invita a tomar té a un imán musulmán y deciden regalarse unas rodilleras deportivas para rezar con más comodidad.
Por otro lado, el estudio enumera algunas "discriminaciones" hacia los musulmanes españoles en 2016 como la falta de contratación de profesores de religión islámica por parte de algunas Consejerías de Educación y por parte del Ministerio de Educación en el caso de la Enseñanza Secundaria o la ausencia de entierros por el rito musulmán en algunos ayuntamientos.
En España viven 1,9 millones de musulmanes --el 42 por ciento españoles, el 39 por ciento marroquíes y un 19 por ciento de otra nacionalidad--. Además, hay 1.579 entidades registradas como religiosas, de ellas 1.512 comunidades con 1.323 mezquitas, la mayoría en locales habilitados al culto ("como empezaron también las parroquias católicas de barrio"), y unas pocas en edificios de nueva planta.
Precisamente, sobre la apertura de templos islámicos, el informe señala que está envuelta, en algunas localidades, en "polémicas, oposición y hostilidad islamófoba, con trabas y exigencias administrativas inauditas" como son la exigencia de aforo o el "destierro" al extrarradio. También se ven afectados, según precisa, por el efecto 'nimby' (not in my back yard --no en mi patio trasero--), que se refiere a aquellos ciudadanos que se organizan para evitar la instalación en su barrio de alguna actividad a la que, sin embargo, no se opondrían si se realizara en otro lugar.
Asimismo, los musulmanes cuentan con 32 cementerios o parcelas en cementerios municipales, una cifra que, según precisan, es "insuficiente" para atender las necesidades en caso de fallecimiento en la comunidad musulmana local.
REZOS "OCULTOS" EN CUARTELES MILITARES
Por otro lado, el informe pone de manifiesto la "carencia" de asistentes religiosos contratados para el culto, formación y asistencia religiosa en los cuarteles, centros hospitalarios, centros de menores, de acogida y de ancianos. Concretamente, en los cuarteles militares, denuncia que hay militares musulmanes que "deben rezar en ocultación por temor a consecuencias".
Donde sí hay imames asistenciales prestando servicio es en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), donde constan siete imames, en virtud del convenio firmado por el Ministerio del Interior en 2015 para garantizar esta asistencia.
Atendiendo a las fiestas islámicas, el informe constata que no se ponen "impedimentos" para su disfrute en los centros públicos y privados aunque indica que los alumnos se encuentran a la vuelta con "trabajo atrasado y recuperaciones". En cuanto al menú "halal", señala que hay colegios que "no quieren ofrecerlo" y para ello, "se escudan en la falta de normativa concreta".
En el ámbito laboral, denuncia que "no se respeta la ley por parte de todos los empresarios" porque muchos trabajadores se ven obligados a pedir un día de "asuntos propios" para poder disfrutar de sus días festivos, siendo "criticados o recriminados", a pesar de que es un derecho reconocido en los Acuerdos.
Tanto en los colegios como en los centros de trabajo, el informe indica que los horarios "no tienen en cuenta el horario de la zalá (oración) del viernes del musulmán", una circunstancia que, para los autores del estudio, produce "una cierta coacción". Tampoco contemplan, según precisan, el horario de ayuno en el mes de Ramadán.
En un epígrafe específico sobre el patrimonio histórico hispanomusulmán, los autores del estudio señalan que la conservación y gestión del mismo está "en manos de patronatos o instituciones de diverso rango en las que no tienen ninguna presencia ni opinión ni voto las instituciones religiosas islámicas españolas". Entre otros vestigios del patrimonio andalusí, el informe destaca los que quedan en Madrid, recuerda que "Mayrit fue fundada por musulmanes" y añade que, según algunos historiadores, "incluso el patrón, San Isidro, podría ser musulmán".