Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños españoles enviaron 2,7 millones de euros a la infancia necesitada de África, Asia, América y Oceanía en 2013

Los niños españoles aportaron en 2013 cerca de 2,7 millones de euros a la infancia más necesitada de África, Asia, América y Oceanía, un 17% más que en 2012 --cuando se enviaron 2,3 millones--, en el marco de la Jornada de Infancia Misionera que este año se celebrará el próximo 26 de enero bajo el lema 'Los niños ayudan a los niños'.
El director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP) España, Anastasio Gil García, ha precisado que desde 2008, es decir, durante la crisis económica, España ha contribuido con unos 18 millones de euros y en 2012 fue el tercer país que más contribuyó a Infancia Misionera por detrás de Australia y Alemania.
Además, la suma total enviada por la Obra Pontificia de la Infancia Misionera a los territorios de misión en 2013 ha sido de 16,1 millones de euros que fueron recaudados por niños de todo el mundo y con los que se han financiado 3.020 proyectos.
Concretamente, 9,3 millones de euros fueron destinados a África; 5,8 millones a Asia; unos 570.000 a América; 197.100 a Oceanía; y 46.700 a Europa. Atendiendo a los proyectos, 1.329 eran educativos, 788 de protección de la vida, 457 de pastoral de la infancia, 276 de formación cristiana y 70 de animación misionera.
Algunos de estos proyectos se encuentran en Líbano, un país que también ofrece ayuda a Infancia Misionera pues los niños libaneses aportaron 10.000 euros en 2011, 11.000 en 2012 y 11.600 en 2013. Además su ayuda a otros niños se refleja en estos momentos en la acogida a 1,5 millones de refugiados sirios, muchos de ellos niños, en su mayor parte musulmanes, según ha explicado el director nacional de OMP Líbano, el padre Paul Karam.
En este sentido, Karam ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que ayude al Gobierno libanés que no puede atender solo la llegada de tan "gran número" de refugiados y le ha lanzado la pregunta: '¿Cómo podemos tener dinero para la guerra y no para ayudar y vivir la solidaridad?'.
Por su parte, la secretaria nacional de Infancia Misionera Líbano, Nada Hajjar, ha indicado que esta Obra Pontificia nació en Línano en 2006 y ya cuenta con 16 grupos de niños a los que se da esa "dimensión misionera" y que "con mucho esfuerzo", pues su situación económica también es "difícil", han recolectado unos 2.500 euros para los niños de Sudán, Irak y Madagascar. "Los niños libaneses intentan hacer algo para ayudar a los otros que son más pobres que ellos", ha subrayado.
Y es que, según el director de OMP España, Infancia Misionera quizá sea "una de las iniciativas solidarias de mayor hondura y eficacia" que existe en favor de los niños del mundo entero porque ellos son "los protagonistas".
Precisamente, con motivo de la Jornada de Infancia Misionera, este jueves en el Colegio de los Salesianos de Atocha se proyectará ante unos 500 niños el vídeo 'La revolución de Jeferson' que cuenta la historia de una clase que organiza un viaje para conocer a Jeferson, un niño de Centroamérica con el objetivo de ayudarles a él y a su familia.
La Infancia Misionera es una institución de la Iglesia universal para promover la ayuda recíproca entre los niños del mundo y es una de las Obras Pontificias de Obras Misionales Pontificias (OMP). Infancia Misionera nació hace más de 150 años, en 1843, por iniciativa del obispo francés Forbin-Jason que invitó a los niños de su diócesis a colaborar con los niños de China y en 1922, el Papa Pío XI la convirtió en Obra Pontificia.