Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Búsqueda desesperada de una niña de 12 años desaparecida desde hace una semana

Tia Sharp, niña desaparecida, Reino UnidoDepartamento de Policía

Tia Sharp desapareció hace una semana sin dejar rastros. La niña de 12 años fue vista por última vez en casa de su abuela por el novio de esta, un ex convicto por tráfico de drogas, que asegura haberla dejado en una parada del tranvía. En New Addington, Reino Unido la búsqueda de la chica se ha intensificado, hasta el momento sin resultados.

La pesadilla de la familia comenzó el pasado viernes cuando la niña no volvió a casa y comenzaron las pesquisas para averiguar su paradero, según publicó el 'Daily Mail'.
Tia Sharp  dejó la casa de su abuela en New Addington, al sur de Londres, sobre las 13.00 horas para comprar chuches en un centro comercial cercano.
El novio de la abuela, un hombre de 37 años, con antecedentes por tráfico de droga, fue la última persona que la vio. 
Según su declaración habría dejado a la niña en una parada de tranvía después de darle algo de dinero para los caramelos.
La policía lleva casi una semana de búsqueda y este miércoles los agentes han registrado la casa de la abuela, el último lugar donde fue vista, con perros adiestrados para detectar cadáveres y sangre humana.
"Pero es sólo una línea de investigación y estamos esperando lo mejor", dijo uno de los inspectores de policía.
La policía ha explicado que no descartan ninguna vía de investigación y se centran en encontrar cualquier rastro o contradicciones que puedan arrojar alguna luz sobre el paradero de la niña.
En ese sentido, los agentes también preparan otra ronda de interrogatorios a Stuart Hazell, el novio de la abuela, porque en la familia no todos están seguros que este acompañara a la niña a la parada del tranvía.
Mientras los agentes rastrean la amplia zona boscosa que rodea la zona residencial los amigos, conocidos de la familia y los parientes también buscan y visten camisetas con la foto de Tia Sharp.
Su padrastro ha pedido en los medios el regreso de la niña en caso de que esta hubiera huido de casa y pide ayuda a cualquiera que pueda dar información valiosa.