Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con cinco años, sobrevive tras quemarse todo el cuerpo por una reacción alérgica

Quemadurastelecinco.es

Lydia Lal, de cinco años de edad, ha logrado sobrevivir a una peligrosa reacción alérgica a la penicilina. Este medicamento se le suminstro porque tenia fiebre alta, pero lo que le causó fueron quemaduras tanto en sus órganos internos como en la piel. El 100% de su cuerpo tiene quemaduras, y por ello, los médicos aseguraban que la niña no sobreviviría.

Tras la reacción alérgica a la penicilina, los médicos diagnosticaron a Lydia la enfermedad TENS, Síndrome de necrólisis epidérmica tóxica. Este síndrome causó graves quemaduras a su riñones, el hígado y los pulmones, así como ampollas dolorosas que hicieron que l apequeña perdiese las uñas, el pelo y la piel. La enfermedad hace que las capas superiores de la piel se desprenden de todo el cuerpo, y pueden conducir a una insuficiencia de múltiples órganos.
Debido a estar graves consecuencias, tuvo que estar ingresada tres meses en el hospital con "pocas posibilidades de sobrevivir", como decían los médicos que la atendieron.
Su madre Asha, de 44 años, dijo: "Lydia no se parecía a sí misma, que era horrible. Su piel no dejaba de caerse".
A pesar de los malos presagios de los médicos, su madre nunca perdió la fe en su hija y no se separó ni un minuto de ella mientras estuvo ingresada en el hospital. "Nos dijeron que no volvería a caminas o comer, pero a mi no me importaba lo que me estaban diciendo. Ella es un pequeño milagro".
Tras pasar los tres meses ingresada en el Hospital Infantil de Birmingham, su salud ha mejorado y ya se encuentra estable, aunque tienen que tratar su piel con el mayor cuidado posible como cuenta su madre:"No hay nua parte del cuerpo que no se haya quemado, pero su piel, su pelo y las uñas han vuelto a crecer, mi hija es una luchadora. A pesar de esto, tenemos que lavar su piel todos los días con extrema precaución y aplicarle varias cremas, pero ya ha pasado lo peor".