Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ningún niño sin juguete, el mayor reto de los Reyes Magos

Melchor, Gaspar y Baltasar tienen sólo una noche para entregar sus presentes a millones de niños en todo el mundo y, pese a sus dotes mágicas para acelerar el trabajo después de la cabalgata, cuentan con ayuda para llegar a todos los domicilios. Los voluntarios de la Cruz Roja se convierten al caer la tarde en pajes reales y repartirán, casa por casa, los jugetes que particulares y empresas han donado para los más desafavorecidos. El reto es que ningún niño se quede sin juguete.
Con la ayuda de particulares y empresas, los voluntarios se comprometen a entregar regalos para todos. Durante los días previos a la noche de reyes, han trabajado con el doble objetivo de "concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de regalar juguetes nuevos, no bélicos, no sexistas y preferiblemente educativos, y conseguir juguetes para niños y niñas pertenecientes a familias con escasos recursos".
Esta noche, el trabajo llegará a su fina con la entrega, casa por casa, de los regalos. IM