Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño se transforma en niña legalmente a los ocho años

A los cuatro años insistía a sus padres: "Soy una niña". A los cinco se negaba a cortarse el pelo y a los seis ya había sido diagnosticado como transexual. Joey Romero, ahora Josie, se ha convertido en un caso insólito de cambio de género con sólo ocho años de edad.
Josie fue diagnosticada como transexual cuando sólo tenía seis años. Su madre, Venessia, recuerda que "cuando empezó a hablar me decía: 'soy una chica'. Solíamos corregirla y decirle: 'No, eres un chico'. A los cuatro años insistía: 'No, realmente soy una chica'".
Cuando tenía cinco años y medio, Venessia y Joseph, ingeniero de la Fuerza Aérea de EEUU, decidieron contar su caso al pediatra, que les remitió a un especialista de género. Fue entonces cuando comenzaron a aceptar que Joey era Josie. "Yo había llorado la pérdida de mi hijo. Cuando hablé con él, supe que había ganado una hija", admite el padre.
Ha sido a los ocho años cuando Josie ha sido reconocida legalmente como una niña. En su certificado de nacimiento y su pasaporte ya figura como tal. A partir de ahora, deberá medicarse para prevenir la adolescencia masculina. A los doce años comenzará a recibir hormonas femeninas y también necesitará cirugía para convertirse en una mujer completa.
"Soy feliz. Ahora todos saben que soy una chica real y ya no tengo que fingir que soy un chico nunca más", afirma Josie.
JNP