Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro niños y dos adultos mueren en un tiroteo en norte de California

Un policía de Santa Clara vigila junto a la casa donde seis miembros de una familia han sido asesinados, en Silicon Valley, Santa Clara, California, EE.UU.. EFEtelecinco.es
Un tiroteo en una casa de Santa Clara (California) ha dejado seis muertos, cuatro de ellos niños, y un herido grave, informó hoy la policía a la prensa local.
La policía de Santa Clara cree que uno de los cadáveres hallados en la vivienda es el del asesino, que se habría suicidado tras acabar con las vidas de su familia, dijo el teniente de ese cuerpo Phil Cooke al diario San Francisco Chronicle.
La matanza ocurrió el domingo por la noche en la urbanización de lujo Headen Way, en la zona de norte de la localidad californiana.
Tras recibir una llamada de un vecino del barrio, que denunció la presencia de una mujer herida en el exterior de la casa, la policía acudió al hogar y encontró dos hombres, dos niñas y un niño muertos en el interior.
Además de la mujer que se encontraba en el exterior de la casa, que permanece ingresada en un hospital en estado grave, también resultó herido un bebé, que murió esta mañana.
Cooke, que no desveló la identidad de las víctimas ni quiso hacer declaraciones sobre el motivo del tiroteo, encontró dos armas en la vivienda y dijo que está esperando los resultados de las pruebas de balística para comprobar si el asesino usó una de ellas o las dos.
La ciudad de Santa Clara, que tiene poco más de 100.000 habitantes, apenas ha registrado incidentes de violencia con armas en los pasados años.
En declaraciones al San Francisco Chronicle, la alcaldesa de la localidad, Patricia Mahan, calificó la matanza de "dolorosa tragedia", y urgió a la comunidad a "prestar atención a los vecinos" para contribuir a "prevenir nuevas desgracias".