Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva forma de actuar de los sicarios

Han cambiado su forma de actuar. Atrás queda la táctica de viajar, matar y desaparecer. Ahora los sicarios colombianos que realizan su trabajo en España se queda en el país tras cometer el asesinato. Tienen sus propias oficinas -camufladas en tiendas- donde se realizan los cobros y se supervisan los últimos detalles del 'trabajo'.
Estas oficinas de cobro son el lugar de reunión de los sicarios colombianos. Aquí reciben encargos para asesinar o cobrar deudas de droga. Estas oficinas están camufladas como locutorios o peluquerías.
Los soldados -así se hacen llamar los pistoleros- cobran por servicio lo justo para vivir. Por esto también se dedican al tráfico de drogas.
Los narcotraficantes instalados en España tienen ya su oficina de cobro. Cuando viene un sicario de Colombia a actuar en España se queda a trabajar en una de ellas.
Su forma de actuar es rápida y directa. Normalmente lo primero que hacen es secuestrar al deudor. Después a la familia -aunque esta esté en Colombia-. Después de robarle las propiedades, el deudor es asesinado.
En los últimos cinco años se atribuyen a sicarios diez asesinatos . Muy lejos del año 2001, este año se cerró con un asesinato por semana. Era una guerra entre pistoleros de la misma oficina de cobro.
 
JWS