Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sobreuso, la obesidad y el envejecimiento incrementan los casos de lesiones crónicas de rodillas

Los sistemas de diagnóstico y tratamiento de las lesiones de rodilla serán los protagonistas de las XVIII Jornadas de Imagen de la Rodilla de los próximos 4 y 5 de febrero, organizadas por la Sociedad Española de Radiología Músculo Esquelética (SERME) (filial de la Sociedad Española de Radiología Médica), que reunirán a más de 180 especialistas para estudiar y debatir sobre estas cuestiones y los factores que las propician, como el sobreuso, la obesidad y el envejecimiento.
Los especialistas prestarán especial atención al diagnóstico precoz y la prevención de las lesiones crónicas de la rodilla, resultado tanto de traumatismos como de procesos degenerativos de los cartílagos, que pueden acabar en una artrosis y ocasionar incapacidades. La rodilla es una articulación muy compleja sometida a una alta movilidad y carga, y por ello está expuesta a un gran número de lesiones.
Los participantes en las Jornadas consideran que es necesario tratar estas lesiones de manera multidisciplinar y coordinada con la intervención tanto de radiólogos como de traumatólogos, cirujanos, médicos rehabilitadores y fisioterapeutas.
En cuanto a los temas de la reunión, el enfoque de la artrosis de rodilla ha cambiado en los últimos años. Se ha demostrado que la artrosis de rodilla tiene un origen multifactorial, donde concluyen, entre otros, factores genéticos, inflamatorios o personales. La obesidad, por ejemplo, es un importante factor de riesgo, tal como han demostrado recientes estudios de la Universidad de California presentados durante el Congreso de la Sociedad Americana de Radiología (RSNA). El sobreuso y el envejecimiento también incrementan las lesiones crónicas.
La presidenta de SERME y coordinadora de las Jornadas, la doctora Eva Llopis, ha explicado que algunas lesiones como las roturas de menisco deben analizarse "de forma exquisita", ya que los meniscos son uno de los protectores naturales de la rodilla. La doctora ha enfatizado que "no todas las roturas son iguales y, además, en los últimos tiempos han aumentado las técnicas de reparación meniscal e incluso existen trasplantes de menisco".
La imagen es fundamental a la hora de planificar los tratamientos y ver su evolución. "Hoy disponemos de nuevas técnicas de imagen que permiten diagnosticar de manera precoz lesiones de la rodilla y así poder tratarlas antes de que se conviertan en lesiones crónicas; una lesión aguda se puede tratar, mientras que una crónica es irreversible", ha explicado el presidente del Comité Organizador de las Jornadas, el doctor Mario Padrón.
"Para diagnosticar un primer traumatismo puede ser suficiente con una radiografía, mientras que si necesitamos valorar la verdadera dimensión de la rotura de un tendón, hemos de usar una ecografía; si, además, hemos de ver si existe lesión asociada intraarticular deberá realizarse resonancia magnética. La cuestión es escoger la prueba adecuada para proporcionar la mejor atención al paciente y, a la vez, optimizar los recursos", ha afirmado el doctor Padrón.
Las lesiones de rodilla, aunque a veces pueda parecerlo, no son exclusivas de los deportistas de élite. Como ha destacado el doctor Padrón "al contrario, los deportistas de élite suelen estar muy controlados y el mayor riesgo está en los deportistas 'amateurs' que practican deporte de cierto nivel pero no tienen un control tan estricto de su actividad, así como en las personas mayores, especialmente las que tienen sobrepeso".