Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La obesidad reduce la potencia sexual y crea problemas de insatisfacción

La obesidad puede acarrear, además, problemas sexuales. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
La obesidad, enemiga del sexo. El incremento del sobrepeso aumenta los índices de disfunción sexual, según datos del Instituto de Medicina Sexual. Numerosas investigaciones revelan que las personas gordas tienen el doble de riesgo de presentar disfunción eréctil y las obesas son veinticinco veces más propensas a sufrir problemas sexuales que aquellas que tienen un peso normal.
"Disponemos de múltiples evidencias de que los pacientes que sufren problemas de peso desarrollan dificultades considerables que afectan no sólo a la comunicación con sus parejas, en lo relativo a sentimientos y necesidades, sino también a una mayor o menor satisfacción en las relaciones sexuales", explicó el director de este organismo, Mariano Rosselló con motivo de la Semana Europea de la Salud Sexual.
El sobrepeso afecta a la autoestima y al deseo sexual pero lo hace de manera diferente en hombres y mujeres, de modo que los varones son más propensos a sufrir de impotencia sexual y las féminas de falta de deseo, de inhibición de la libido.
Rosselló ha indicado que el 68 por ciento de las obesas padecen de insatisfacción sexual, mientras que sólo el 46,3 por ciento de las mujeres de peso normal presentan este problema.
Un trabajo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo, ha concluido que los hombres con un sobrepeso considerable tienen posibilidades muy altas de sufrir una inminente disfunción eréctil.
En el caso de las mujeres, según los datos recogidos por el doctor Shah de la Universidad de San Luis (EE.UU), la insatisfacción sexual en las mujeres con sobrepeso es mayor en la posmenopausia, con hiperglucemia relacionada con el sobrepeso.
Un estudio del Departamento de Bioquímica y Urología de la Universidad de Boston, publicado en la revista de la Federación Europea de Sociedades Bioquímicas en octubre pasado, demostró que la deficiencia de andrógenos y la disfunción endotelial -ligada a la grasa abdominal- podría ser el vínculo entre obesidad y disfunción eréctil.
Otra investigación de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, mostró que el 68 por ciento de las mujeres con sobrepeso no se sentía atractiva sexualmente, porcentaje que disminuía considerablemente un año después de emprender una dieta.
"Los pacientes obesos nos aseguran que con perder un poco de peso se sienten de diez a veinte años más jóvenes en lo que a vida sexual se refiere", ha comentado el doctor Rosselló.
Unos seis millones de españoles mayores de 18 años -17 por ciento- tienen problemas de obesidad, casi un 2 por ciento más que en 2008 -15,6 por ciento-. Un 36,6 por ciento tiene sobrepeso, un 1 por ciento más que el año anterior -37,8 por ciento-, según la última Encuesta Europea de Salud 2009.