Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos congoleños dicen que el preservativo banaliza la sexualidad

Los obispos del Congo denuncian que el uso del preservativo "es la prueba de la banalización de la sexualidad en nuestra sociedad" y dicen que existe una estrategia de "algunos medios de comunicación" contra el Papa para sacar fuera de contexto sus palabras sobre el sida.
En un documento divulgado hoy la Conferencia Episcopal del Congo ha manifestado su total apoyo a Benedicto XVI, quien el pasado 17 de marzo y en su viaje a África abogó por una "humanización de la sexualidad" y afirmó que con la distribución de preservativos "existe el riesgo de aumentar el problema".
Los obispos congoleños son tajantes: "Decimos no al uso del preservativo cuya utilización representa un desorden en el plano ético, pero sobre todo es la prueba de la banalización de la sexualidad en nuestra sociedad".
Y agregan "en lugar de ralentizar la enfermedad, y sin ofrecer una seguridad total, exaspera el egoísmo humano, agrava el problema, favorece el dejarse llevar por los instintos sexuales y despoja a la sexualidad de sus funciones simbólicas y religiosas".
Las palabras del Papa sobre el sida -aseguran- constituyen la habitual enseñanza de la Iglesia Católica sobre la pandemia.
Para los obispos congoleños, la mala interpretación de las palabras del Papa ha oscurecido el viaje de Benedicto XVI a Camerún y Angola y se preguntan por qué esta polémica borrascosa ha suscitado un impacto "sobre lo que constituye una noble enseñanza de la Iglesia y que el Santo Padre, con coraje y con amor ha recordado a sus hermanos de África".
"Es este empeño fuerte y determinante del que habla el Papa, es el que es indispensable para el hombre de hoy, si queremos ayudar a la humanidad a no entrar en decadencia", refieren.
La conferencia episcopal del Congo, al igual que han hecho otras conferencias de obispos africanos, han argumentado y apoyado a Benedicto XVI en su mensaje sobre el sida.
Sólo una libertad que no se rinde "a la arbitrariedad de la voluntad, a la ceguera de su propio egoísmo y a la tiranía de conveniencia del momento puede contribuir a hacer al hombre más noble y más responsable en sus actos en la perspectiva de un futuro mejor".
"Por nuestra parte -asegura la conferencia episcopal congoleña- el mensaje de Benedicto XVI, que hemos acogido con gozo, refuerza nuestra lucha contra el sida".