Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos, con la manifestación contra aborto

Camino: "Un pueblo que mata a sus hijos es un pueblo sin futuro". Vídeo: Atlas.telecinco.es
El secretario general y portavoz de la CEE, el obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, ha dicho, en una rueda de prensa para informar sobre los acuerdos de la Comisión Permanente, que el proyecto de ley supone "un serio retroceso en la protección del derecho a la vida de los que van a nacer, un mayor abandono de las madres gestantes y un daño irreparable para el bien común".
Martínez Camino ha señalado que los obispos no han dejado nunca de recordar la doctrina de la Iglesia, según la cual "la ley natural y divina exige que toda vida humana debe ser respetada desde la concepción hasta la muerte natural". Y, por ello, "no pueden menos de compartir el rechazo que la legislación proyectada suscita en diversas y relevantes instituciones así como en una gran parte de la sociedad".
El portavoz de la CEE ha dicho también que la legislación que se quiere aplicar ahora "es mucho más injusta que la ley en vigor, que ya lo era ", ha recalcado que la Iglesia "¡gracias a Dios!" no está sola en esta opción de la defensa "de la vida humana incipiente que va a nacer". "Un pueblo que mata a sus hijos -ha añadido- es un pueblo sin futuro".
En respuesta las preguntas de los informadores, Martínez Camino ha dicho que el tema del aborto "es una cuestión religiosa, aunque no sólo, ya que para los creyentes el ser humano, independientemente de la edad que tenga, aunque sean unos segundos, tiene derecho a nacer".
Es un derecho, ha agregado, que "es patrimonio común de la recta razón humana...porque el matar es uno de los crímenes mayores prohibidos por la ley divina y natural. Por ello, para los creyentes, es indisoluble esta condición de la de ser humano".
Camino ha eludido concretar si él pensaba participar en la manifestación afirmando que "eso no es relevante", y ha dicho que la CEE no ha dado ninguna sugerencia a los obispos sobre si deben o no participar en ella, "como no lo ha hecho nunca", eso corresponde "a la libertad individual de cada obispo en su diócesis", ha agregado.
Durante la rueda de prensa se ha facilitado a los informadores un ejemplar de la Declaración sobre el anteproyecto de ley del aborto, publicado el pasado 17 de junio y titulado "Atentar contra la vida de los que van a nacer, convertido en un 'derecho'", que fue aprobado también por la Comisión Permanente. CGS