Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El buque oceanográfico Miguel Oliver evaluará desde mañana los recursos pesqueros del Mediterráno

El buque oceanográfico Miguel Oliver partirá este miércoles desde el puerto de Cartagena para iniciar una campaña de evaluación de recursos demersales en el Mediterráneo 'MEDITS_ES_2016' en la que se obtendrán datos de índices de abundancia y biomasa, de distribución geográfica, estructura demográfica y análisis de muestras biológicas de los stocks analizados.
Los estudios se realizarán en el Sub-Area Geográfica 6, que se divide en zona sur: Alicante, Canal de Ibiza y Valencia; y zona norte: Castellón, Tarragona, Barcelona y Gerona.
La campaña, que finalizará el 6 de junio en Barcelona, forma parte de la serie MEDITS, que se desarrollará a lo largo de los próximos meses para la evaluación de la abundancia y distribución de los principales stocks de interés pesquero a lo largo de la plataforma continental y talud de la costa mediterránea. Asimismo se evaluará el impacto de diversas actividades sobre el medio ambiente.
En el marco de esta campaña se caracterizarán también los hábitats del área, se realizará la toma de datos oceanográficos de las masas del agua, el censo de aves marinas y el estudio de relaciones tróficas.
Según informa la secretaría general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, estas campañas oceanográficas se desarrollan de forma sistemática en los últimos años, lo que ha permitido contar con una larga serie histórica para valorar la evolución de los distintos stocks.
Esta y otras campañas, permiten a los científicos realizar las evaluaciones pertinentes para conocer la situación de los stocks en el Mar Mediterráneo y que los gestores puedan tomar las decisiones más apropiadas para garantizar la sostenibilidad de los recursos a largo plazo, y con ello garantizar la viabilidad del sector pesquero.
Así, se integran en el Programa Nacional de Datos Básicos, para la gestión sostenible de los recursos de nuestros mares, basada en la obtención de los mejores datos científicos posibles.
Al mismo tiempo, mediante un convenio entre la secretaría General de Pesca y el Instituto Español de Oceanografía, el personal investigador accede a los buques y a los instrumentos más adecuados para los fines de campaña, de modo que se optimizan los recursos de la Administración.
EL BUQUE MÁS MODERNO
El buque oceanográfico Miguel Oliver es, junto con el Vizconde de Eza y el Emma Bardán, uno de los tres buques de investigación pesquera y oceanográfica de la Secretaría General de Pesca. Próximo a cumplir diez años es el más moderno de los tres y realiza campañas tanto pesqueras como de cartografiado de fondos marinos.
Se trata de un buque multidisciplinar de 70 metros de eslora y 12 de manga dotado de un equipamiento tecnológico puntero para la navegación e investigación pesquera y oceanográfica y cuenta con la calificación de buque ecológico y silencioso.