Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De alquilar a okupar su propia casa

Esperó a que el piso estuviera vacío, cambió la cerradura e instaló una alarma. Así fue como Dámien ocupó su propio piso, al ver que el inquilino lo estaba realquilando. Su abogado dice que la casa era para 5 pero él la ofertaba para 14 y los vecinos pagaban las consecuencias.