Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El barrio de Gràcia, en alerta ante una batalla campal a gran escala

Se diferencian tres grupos: los anarquistas, los de extrema izquierda, e independentistas radicales. Tres razones pero un mismo fin: llevar la lucha a la calle contra las administraciones. Momentos antes son simples manifestantes. Se mezclan entre la masa, esperan el momento ideal, se tapan la cara...y son los primeros en abrir fuego y empezar la batalla. Los Mossos les tienen controlados; saben quiénes son, porque llevan años con su guerra callejera antisistema en Barcelona. Organización de combate urbano perfecto, pintura blanca para cegar a los furgones y mochilas con material inflamable, armas y piedras. Desde el helicóptero hay imágenes que demuestran esta organización. Para el fin de semana hay convocatoria masiva y es posible que se produzca una batalla campal a gran escala, como temen los vecinos. Su objetivo: alargar el conflicto hasta que sea insostenible para la administración.