Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven británico reclama bótox de por vida en el Sevicio Nacional de Salud

Sam Barton tras una operaciónTwitter

Sam Barton, un joven de 22 años, le dijo a los doctores del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido que necesitaba un tratamiento de cosmética gratis para combatir la ansiedad que su reciente fama le había provocado.

Según ha informado Daily Mail, la celebrity de Four Oaks en Sutton Coldfield sostiene que sus síntomas han empeorado desde que encabezó los titulares nacionales después de haber recibido una operación de nariz - valorada en cinco mil libras - de manera gratuita.
Ahora, Sam Barton quiere que le inyecten bótox y una operación de orejas gratis para así recuperar la confianza que ha perdido desde entonces.
“Desde que aparecí en los periódicos, la gente me reconoce y me mira más. Esto hace que sude mucho por la ansiedad” dijo Sam Barton.“Tengo cerca de 20,000 seguidores en Twitter y he sido molestado por algunas personas”.
“Soy muy tímido con respecto a mi aspecto y le he dicho a los doctores que necesito un tratamiento regular de bótox para sentirme más seguro”.
Sam Barton sostiene que cuando le confirmen el tratamiento de bótox en el servicio de salud británico, pedirá que le operen las orejas.
Si el Servicio Nacional de Salud da el visto bueno, los tratamientos de bótox costarán cerca de 3000 libras al año en un total de seis inyecciones cada dos meses.
“No fumo ni consumo drogas, tampoco bebo alcohol en exceso, por lo que no acudo al servicio de salud como otras personas que van al hospital con problemas que estas sustancias ocasionan” se defiende el joven británico.
“Si me dicen que no, simplemente pediré otra cita para el día siguiente para ver a otro doctor. Conseguiré cuanto pueda”.
Sam reveló con anterioridad que había gastado 55000 libras en una operación reconstructiva y en tratamientos estéticos para transformarse en el ‘hombre perfecto’. Además, ha acumulado facturas de 25000 libras en cuatro años en su búsqueda por parecerse a Joey Essex y así convertirse en una estrella. La cantidad aumenta si se suman los tratamientos bronceadores, la ortodoncia y la depilación.