Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición denuncia "nula voluntad de acuerdo" del Gobierno sobre la LOMCE y el PP pide que "abandone el victimismo"

La mayoría de los portavoces de los grupos de la oposición han denunciado, durante la primera sesión del debate de enmiendas parciales al proyecto de ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la "nula voluntad de acuerdo" del Gobierno, en la elaboración del texto, y del PP por rechazar la mayoría de las 770 propuestas presentadas. El PP, por su parte, les ha pedido que "abandonen el victimismo" y ha defendido que no se trata de una norma que vaya "contra unos y otros".
"No nos sentimos solos, sino perfectamente acompañados por una mayoría de españoles que votaron por otro sistema educativo y que anteponen el interés general al particular", ha subrayado la portavoz del PP en esta comisión, Sandra Moneo, ante la renovación del compromiso de PSOE, CiU, IU y PNV de derogar la ley educativa en el primer periodo de sesiones de la próxima Legislatura. Estos grupos han leído otra vez el manifiesto firmado el pasado 17 de julio.
Moneo ha lamentado el "no rotundo" de estos grupos antes de debatir sus propuestas de mejora y les ha pedido que se "quiten la careta" porque "no han querido llegar a acuerdos" y "quieren mantener la LOE a toda costa". Según ha advertido, los socialistas piensan que "nadie está legitimado" como ellos para hacer una norma educativa y los nacionalistas "no quieren un modelo vertebrador".
La diputada 'popular' ha asegurado, ante el reproche de "desmantelamiento de la educación pública", que su grupo y el Ministerio de Educación no quieren un enfrentamiento entre la escuela pública y la privada, pues ambos modelos "conviven perfectamente" en el sistema educativo y ha asegurado que se trata de dos opciones legítimas, "siempre que se elijan con absoluta libertad".
En cuanto a la "falta de equidad" denunciada por varios grupos, Moneo ha contestado que no existe mayor falta de equidad que la "expulsión" del sistema de los alumnos con dificultades o las "desigualdades" educativas generadas por la configuración de "diecisiete sistemas educativos distintos", que "el PSOE ha permitido". "Sólo plantean un 'déjame en paz que esto no va conmigo'", ha criticado, para añadir que esperaba un debate de "mayor altura" y no argumentos que defiendan que "todo se quede como está".
SÓLO ACEPTAN ENMIENDAS "INOCUAS"
El portavoz socialista Mario Bedera ha explicado que la mayoría de las 101 enmiendas presentadas son de supresión por entender que la base de un posible acuerdo debe partir de la ley actual (LOE), que "sólo tuvo en contra el voto del PP". Asimismo, ha denunciado que desde el Ministerio de Educación se haya ofrecido un "diálogo de sordos", pues "no se movía ni un ápice de sus posiciones".
Bedera ha lamentado la imposibilidad de cambiar "una sola coma" la postura del Gobierno y que de nada han servido el dictamen del Consejo Escolar del Estado o las 11 enmiendas a la totalidad. Además, se ha quejado que en el trámite de la Ponencia sólo se hayan incorporado media docena de enmiendas "inocuas" y cuatro transacciones, además de la "autoaceptación de las autoenmiendas" del PP que, a su entender, "refuerzan la idea de subordinación de la escuela pública".
Guillermo Meijón, otro diputado socialista, ha criticado la eliminación por el PP del concepto de educación como servicio público, implantado en 1970, y ha aprovechado su intervención para manifestar su apoyo a la huelga indefinida de Baleares, así como el calendario de protestas convocadas por la Plataforma Estatal por la Defensa de la Escuela Pública.
"WERT NO QUIERE SABER NADA DEL CATALÁN"
El diputado del PSC Germán Rodríguez ha criticado la distribución territorial que presenta la LOMCE y ha asegurado que el Gobierno propone la norma más "recentralizadora desde el franquismo" que busca la "uniformidad" del currículo escolar. Asimismo, ha advertido de que se buscan problemas "donde no los hay" en relación a las lenguas coficiales.
En la misma línea, el diputado de CiU Martí Barberá ha alertado del "ataque" a las competencias lingüísticas de las comunidades autónomas y que el Estado se otorgue la capacidad de "compartir y repartir" la definición de las asignaturas, quedándose con las troncales, y relegando a un "tercer orden" la Lengua y Literatura catalanas. "Este ministro no quiere saber nada del catalán", ha asegurado.
Desde la Izquierda Plural, Caridad García Álvarez, que ha defendido las campaña de firmas contra la LOMCE de la Plataforma Estatal por la Defensa de la Escuela Pública, ha subrayado la "falta de consenso" en torno a este texto y ha insistido en que se trata de una "contrarreforma", que "profundiza en los aspectos más negativos, vulnera competencias, no recoge nada sobre la no confesionalidad del Estado. Por último ha lamentado que el PP no haya aceptado ninguna de sus enmiendas.
UPyD: "¿LEY EDUCATIVA O COMUNIDADES AUTÓNOMAS?"
Al contrario de los nacionalistas, el diputado de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, ha advertido de que las correcciones sucesivas al borrador han "embarullado" el texto en favor de las competencias autonómicas y en detrimento de los objetivos educativos. Martínez Gorriarán ha echado en falta acuerdo "tras tantas horas" y ha alertado de que es "difícil" saber qué se propone el Gobierno con este texto: "¿Una ley educativa o una ley para las comunidades autónomas? ¿Educación o administraciones educativas?".
Isabel Sánchez Robles, del PNV, ha denunciado que el Gobierno "ha cerrado a cal y canto la puerta al diálogo" en la elaboración del proyecto de la LOMCE, y ha criticado su "inmovilismo" tras más de un año y medio con la incorporación de "unas pocas" enmiendas. Sánchez Robles ha subrayado los "excelentes resultados" del sistema vasco y ha alertado sobre la invasión competencial que platea el texto.
En la misma línea, la diputada del BNG Rosana Pérez Fernández, ha señalado que en el texto normativo las competencias autonómicas se reducen respecto a la situación actual y que por tanto, el currículo y la lengua cooficial se verán "muy mermadas". Asimismo, ha insistido en que la Religión no se evalúe y salga del modelo educativo público.
Por último, el portavoz del Foro de Asturias en esta comisión, Enrique Álvarez Sostres, ha celebrado la aceptación por el PP de cuatro enmiendas transaccionales y ha criticado los "eslóganes, manifiestos llenos de tópicos y mesas del 'no pasarán'", de algunos grupo de la oposición, al tiempo que ha subrayado que "urge" una reforma educativa en España.