Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 40% de las órdenes de protección van dirigidas a mujeres de hasta 30 años

Una de cada cuatro mujeres asesinadas por sus parejas tienen menos de 30 años.telecinco.es
El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género, que este año presta especial atención a los jóvenes, víctimas y verdugos de esta lacra social. Aunque inicialmente la violencia entre sexos puede parecer un problema propio de las relaciones entre personas de más edad, los datos relevan que los jóvenes no están al margen del problema: una de cada cuatro mujeres asesinadas por sus parejas tienen menos de 30 años.

Un alto porcentaje

Es más, de las 113.500 mujeres que contaban con orden de protección en 2008, el 39,2% tenía menos de 30 años y del total de llamadas al 016 -teléfono de atención a la mujer maltratada-, el 29,3% son de mujeres menores de 30 años.

Desconocimiento

Sin embargo, la realidad, como otras muchas veces, puede superar a la ficción. Los expertos dudan de que los jóvenes tengan claro qué es la violencia machista. "No lo saben y tampoco piensan que les afecte a ellos, creen que afecta a mujeres mayores y casadas", explica el director del Instituto de la Juventud, Gabriel Alconchel, que recuerda que "esta violencia no es sólo el asesinato de una mujer, sino un proceso largo, que empieza con violencia simbólica o maltrato psicológico y al final algunas de estas relaciones sobre bases discriminatorias degeneran en violencia de género".

Muchas jóvenes

Aunque el 85% de los jóvenes dice rechazar este tipo de violencia -frente a un 15% que la justifica-, las estadísticas nos demuestran que "afecta de manera contundente a la juventud". De las 50 mujeres asesinadas este año por sus parejas, el 26% tenían menos de 30 años, un porcentaje ligeramente inferior a la media registrada desde 2003 (el 29,3 por ciento).

Primeros indicios

El que una persona sea muy celosa con su pareja, le diga qué ropa puede ponerse y cuál no e intente controlar sus llamadas de teléfono puede alertar, según los expertos, de que esa relación no es igualitaria y es el momento de poner límites.

Un foro imprescindible

Casi 2.000 jóvenes de más de cincuenta países participan hoy y el martes en el Foro Internacional Juventud y Violencia de Género, que con motivo del Día Mundial contra la Violencia de Género que se celebra el 25 de noviembre, pretende hacer comprender a los jóvenes por qué se produce la violencia machista también entre ellos.
"Deben saber las causas de estas agresiones, que les afecta, y tener instrumentos para detectarlo a tiempo, porque no hay que esperar a que haya violencia física", afirma el responsable del Instituto de la Juventud, quien recuerda que es en esta etapa el momento adecuado "porque se están formando e iniciando relaciones de noviazgo y de pareja".

Los mitos

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que ha inaugurado el Foro, ha llamado la atención sobre mitos como 'Los que se pelan se desean', 'Quien bien te quiere te hará llorar' o 'El amor lo puede todo'. Hay que "desmontarlos" puesto que son una "construcción dañina que esconde resignación, dolor y entrega obligatoria para las mujeres", ha sentenciado.

La ministra ha advertido a los jóvenes del riesgo de las "relaciones tóxicas", que comienzan con "pequeños detalles" como avasallar al otro con mensajes al móvil o humillarle en público y que son "la semilla de la violencia de género".


Por otro lado, y en el marco de este encuentro, la ONG Solidaridad Internacional ha recordado que el 70 por ciento de las mujeres son víctimas de violencia física o sexual por parte de un hombre a lo largo de sus vidas. Esta violencia abarca desde las formas más predominantes, pasando por el tráfico de mujeres o la prostitución forzosa, hasta prácticas tradicionales como la mutilación genital, la selección prenatal del sexo a favor del masculino, el infanticidio femenino, las muertes por motivos de honor, o la violencia en relación con la dote. Además, ocupan un lugar importante las agresiones que se producen en las relaciones de pareja.
Escalofriante

 

EBP