Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo reaccionarías si un oso quisiera abriera la puerta de tu coche?

Lo que era una tarde tranquila con la familia, pasó a convertirse en el susto quizá más grande de su vida. Y es que ninguno de los que iban montados en ese coche se esperaban que un oso se fuera a acercar al automóvil...y menos aún que fuera abrir la puerta. Al parecer, no había sitio suficiente para que se montara en el coche.